Descalificaciones contra los trabajadores de emisoras onubenses de la SER, por @fape_fape

La Asociación de la Prensa y el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía en Huelva expresan su total condena a estas desacreditaciones tras las críticas suscitadas por la emisión del programa de la Cadena “La vida moderna ¡Oh my lol!”

Huelva serAmbas organizaciones defienden en un comunicado “la gran profesionalidad de todos los miembros de estas emisoras onubenses, que nada tienen que ver con el contenido ni el continente del programa antes referido. El buen trabajo de los compañeros de la SER en Huelva es innegable. Y deberán ser juzgados por su trayectoria profesional y, en ningún caso, por la labor de presentadores o colaboradores de otros programas de la cadena. Su trabajo debe ser respetado y valorado, ya que ayudan a que la capital y su provincia crezcan con una sociedad informada con rigor y profesionalidad”.

“Condenamos las campañas difamatorias que buscan hacer daño a estos trabajadores, directa o indirectamente. Profesionales, estos compañeros de la SER en Huelva, que se han caracterizado en muchos momentos por defender y promocionar los valores onubenses, dentro y fuera de sus fronteras. Por todo ello, entendemos que deberá ser el programa en cuestión ‘La vida moderna ¡Oh my lol!’ o la dirección de la cadena nacional las que tengan que valorar si deben dar una respuesta a las quejas que han provocado entre los onubenses. Habría que dirigirlas hacia esa dirección y en ningún caso contra el medio local y sus profesionales, que no tienen responsabilidad alguna”, añaden.

El Colegio recuerda que cualquier persona que considere que se ha vulnerado el Código Deontológico de la profesión o que se ha producido mala praxis por parte de algún profesional, puede acudir a la Comisión de Deontología y Garantías del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía que tiene entre sus funciones “resolver expedientes incoados por una reclamación de ciudadanos o ciudadanas sobre prácticas que vulneren el código deontológico y mediar en conflictos deontológicos de los profesionales con su empresa o con otros compañeros, a fin de ofrecer criterios que contribuyan a garantizar la deontología del periodista frente a otros posibles intereses de partes”.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*