De aquellos arroces vienen estos lodos, por Javier Astasio



Sí. No hay duda, de aquellos arroces que tanto gustaban a Fraga vienen estos lodos que dejándonos llevar por el potencial mediático del PP hemos dado en llamar "caso Bárcenas", cuando en realidad lo que se investiga no parece ser otra cosa que una enorme y antigua trama de financiación ilegal del partido que refundó Fraga sobre las cenizas de Alianza Popular que, no lo olvidemos, durante unos años, los primeros de la democracia, fue el franquismo con traje y el único modelo de partido que el líder gallego parecía dispuesto a consentir.

Cuentan que Fraga no perdía oportunidad de recalar en el jardín de un militante valenciano para dar buena cuenta de las paellas que éste preparaba y que casi siempre iba acompañado de su inseparable Ángel Sanchis, flamante imputado, desde que esta misma mañana, el juez Ruz uniese su destino al de Bárcenas, al tener conocimiento por la información llegada de Suiza y de los Estados Unidos que colaboró con el presunto autor de los famosos papeles en la ocultación de parte del dinero de las cuentas que manejaba en Suiza.

La Semana Santa no le sienta bien al ex tesorero Sanchis. Fue precisamente durante la de 1990 cuando se le vino encima el caso Naseiro, investigado por el juez Manglano y del que se libró, como el propio Naseiro y algún que otro presunto "recaudador" como Eduardo Zaplana, gracias a la ingeniería jurídica desplegada por los abogados del partido, que consiguió anular las conversaciones grabadas a quienes presuntamente exigían "mordidas" a empresarios, especialmente constructores, a cambio de recalificaciones y contratas.

Sanchis y, sobre todo, Naseiro se libraron de aquella por los pelos y, de hecho, Sanchis puso los pies en polvorosa y sentó sus reales en Argentina, donde compró una enorme finca, mientras Naseiro, al parecer, se dio a coleccionar bodegones, actividades, ambas, a las que, de alguna manera, también se aficionó su sucesor Luis Bárcenas.

Ahora. Sanchis que, para hacerlo sólo por amistad, se ha tomado muchas molestias en maquillar los movimientos de capital de Bárcenas, ha sido pillado en renuncio y desde hace unas horas figura también imputado en el sumario que instruye Ruz. Con él son tres los tesoreros, ya ex tesoreros, del .Partido Popular imputados. Demasiada casualidad para ser sólo eso, así que supongo que los asesores jurídicos se perderán, también en 2013, las vacaciones de Semana Santa.

Lo que pasa es que, en esta ocasión, la investigación parece muy sólida y documentada y no cabe, como en la Semana Santa de 1990, un pase de prestidigitación jurídica que anule todo lo instruido, Ojalá sea cierto y, de una vez, se haga pagar a los responsables tanto desfalco de dinero público, porque no sé de qué otra forma llamar a estas tramas que recaudan de determinados empresarios el dinero que estos después recuperan de sobra incrementando los costes de las obras o los servicios adjudicados por la administración cobrándose de nuestro dinero la propina dada al partido que la controla.

Paella y marisco, Valencia, Galicia y Madrid -aquí se come de todo- unidos en una trama que, todo apunta a que fue así, nació a la sombra del hiperactivo y buen gourmet que fue Manuel Fraga. Sí, de aquellos arroces vienen estos lodos, no lo dudéis.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*