David Bowie, se va pero se va bailando, por @AgenciaFebus

El gran David Bowie, fallecido el 10 de enero de 2015. Foto de thatbowiegirl.tumblr.com.
Hoy, he despertado con la notica del fallecimiento de uno de los grandes genios del siglo XX en materia musical y artística. 
Como si fuese hoy, recuerdo un programa musical de una emisora de frecuencia modulada que se llamaba Radio 80, que funcionó en aquellos años 80 de movida y revolución musical en España.
Ese programa estaba dirigido y presentado por Carlos Finaly, un gran profesional de las ondas y uno de los mejores críticos musicales de este país.
Recuerdo aquel día, bajaba por las escaleras de mi casa, con aquellos cascos que formaban parte de un radio casette portátil de la marca Unisef, que fue buque insignia de una generación que creció con aquellos cascos de espumas naranjas. Iba escuchando ese programa musical de Radio 80, iba escuchando a Carlos Finaly, fue entonces cuando presentó un trabajo, que según él, era un antes y después en la carrera de El Camaleón, así llamaba Finaly a Bowie, un trabajo diferente que no tenía nada que ver con su discografía anterior y sin embargo pese a tocar un palo inédito para él lo hizo con tal maestría y genialidad que daba la impresión que era su especialidad. Y es que, como dijo Finaly, solo los maestros son capaces de hacer esas cosas.
Y sonó, sonó aquel Let' s dance, el Let`s dance de David Bowie nada más y nada menos.
Ese día, conocí a El Camaleón, gracias a Finaly, y también gracias a él entendí que acaba de escuchar a un genio, un genio que me hizo sentir muchas cosas en tan solo 3 minutos de canción. Sí, bajé lo que me quedaba de escaleras bailando, casí me mato, pero la ocasión bien lo merecía.
Hoy, ese genio se nos acaba de marchar, a los 69 años, por culpa de un cáncer contra el cual luchó hasta la última nota. Sí, se nos acaba de marchar pero estoy seguro que lo ha hecho bailando como solo él sabía hacer. Bailando con su Let's dance
Así pues, me voy a escuchar esta canción que supuso un antes y un después en su carrera, y en mi vida, para recordar a El Camaleón como merece, y tú?
¡Let' s Dance!

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*