Cuestión de educación, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)


Hoy hablamos con Inés García-Albi, que acaba de publicar Cuestión de educación. No sé cómo me llegó la noticia de este libro. Pero en seguida me llamó la atención su enfoque original, porque Cuestión de Educación no es un informe, ni un ensayo, ni una monografía...y mucho menos una tesis de doctorado. Este libro es sencillamente "un viaje peculiar a la educación española". 

      
En efecto, Inés viaja de Barcelona a Madrid, a Soria, a Zamora, a un refugio leonés si hace falta, para buscar el testimonio de expertos, catedráticos, profesores y alumnos. Y lo mismo acude a la Universidad Complutense que a un Instituto del extrarradio. Lo mismo entrevista al responsable de Educación de una Comunidad Autónoma, a un profesor jubilado, a una joven profesora o a un alumno con problemas. Habla de métodos de enseñanza clásicos, pero no se olvida de  métodos alternativos como Educar en casa, Escuela "Slow", Espacio Holístico o la Fundación Jesuitas Educación de Cataluña.

  Inés ha tenido la amabilidad de responder a nuestras preguntas, basadas en los testimonios de sus entrevistad@s. He aquí el resultado: 




 P.   “La educación siempre ha sido un arma arrojadiza” (p.140), “los políticos tienen interés en que esté dividida la educación” (p.208) o “la educación importa poco” (p.59)… ¿Nace este libro como un acto de rebeldía ante la situación de la educación en España?

 R.   El libro fue cambiando a medida que iba elaborándose porque yoinicié el viaje con mucho prejuicio preconcebido, demasiadas cosas que llevaba en la mochila fueron cayendo por el camino y al final creo que conseguí acercarme a ella más libre. 

 De todas maneras a lo largo del viaje me he indignado mucho por la falta de sentido común que hay y por la poca importancia que se da a la educación en muchos sectores de la sociedad española entre ellos los políticos que anteponen sus intereses electorales y cortoplacistas por encima de una concepción de futuro de país.

 P.  Paidocentrismo, hiperprotección, objetores escolares, agresiones de menores a sus familiares, de padres a maestros, fracaso escolar…¿Se puede hablar de “década perdida” (p.256) en la educación española? 

 R  No, no lo creo. Antes no se medía el fracaso escolar, ni se daba importancia a ciertas cosas. Yo creo, sinceramente, que en muchos conceptos hemos mejorado, en otros hay que hacer un reajuste, la sociedad, el mundo cambia muy rápidamente, hay que adecuarse. 

 El cambio educativo va mucho más lento que la sociedad. Las agresiones de padres a maestros son casos contados. Esos padres reflejan el poco respeto que se tiene hacia los maestros, hacía el trabajo de los otros, y su educación  es nula. Otras cuestiones como el hiperprotección son más una cuestión de educación familiar.

 P.   “Hay una obsesión por que todo tenga que ser educativo, y sin embargo estamos permitiendo que las televisiones vomiten basura” (p.127) o “un país en el que desaparece la CNN y se sustituye por Gran Hermano 24 horas” (p.87). ¿Hasta qué punto ciertas televisiones son responsables del fracaso escolar?

R. Hombre, yo no diría tanto, esos programas son reflejo de que en general no importa la educación. Los súper héroes, los falsos famosos, que producen ciertos programas no pueden ser ejemplos de triunfadores. 

Al final el que estudia y es científico, por decir algo, se deja los cuernos, no consigue trabajo, etc.. y otros, unos cuantos que no hacen la o con un canuto salen en  un programa absurdo de gran audiencia y da la sensación que son los grandes triunfadores, que ellos si han llegado algo, se les jalea, se les promociona, pero luego caen en el olvido. No importa el conocimiento. En este país se hace gala aun de la incultura. Es alucinante.

 P. Cómo explicar a una sociedad hedonista que “A la escuela se va para formarse y para llegar a ser un buen ciudadano, no para ser feliz ni para estar contento” (p.183)

 R. En el libro se oyen múltiples opiniones con las que no estoy de acuerdo. Y esta no estoy del todo de acuerdo, porque para mí la adquisición de conocimiento, el madurar como buen ciudadano, el que te despierten la curiosidad por las cosas, me parece que produce felicidad, satisfacción personal, llegar a comprender el mundo en el que vives o al menos ciertos recursos para entenderlos, es fantástico, ¿no?. Y eso es lo que hay que enseñar. De todas maneras, no todo es tan blanco o tan negro, hay una amplia gama de grises y luego está también el famoso sentido común.


P. En el documento Europa 2020, España establece como objetivo educativo reducir el AET (abandono Escolar Temprano) del 24% al 15%: ¿Considera realista y viable este objetivo?  

R. Pues si todos tiráramos del carro en la misma direcciónpodría ser realista y viable, pero se ve que  en este país lo de remar todos en la misma dirección no se dio en la escuela, se quedó en ese parte del temario al que nunca se llega ¡Una pena!

      
      



             

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*