Cualidades que debe reunir un buen profesor de lenguas en la era digital

En la actualidad, son muchas las personas que por el simple hecho de saber hablar una lengua deciden dedicarse a la enseñanza de la misma. Sin embargo, no todo el mundo está capacitado para realizar una labor docente de este calibre, pues ser nativo de una lengua no implica saber hacer un uso correcto de la misma, al igual que tampoco significa que enseñar una segunda lengua sea algo fácil para lo que cualquiera esté cualificado.

A pesar de la gran cantidad de intrusismo que está sufriendo esta profesión, grandes instituciones como el Instituto Cervantes sí exigen una serie de competencias que sus profesores deben reunir para poder impartir la docencia de una segunda lengua en sus centros. Algunas de ellas son las que se detallan a continuación:

Desarrollarse profesionalmente como profesor

Es imprescindible que un profesor disponga de formación específica de la lengua que va a impartir. Asimismo, tiene que estar en un continuo proceso de aprendizaje, que le permita planificar, gestionar y evaluar sus propios conocimientos para así ser capaz de mejorar su actuación profesional.

De igual modo, un buen profesor intercambia ideas, materiales y buenas prácticas con el resto del equipo docente, de forma en la que todos se implican en un proceso de trabajo en equipo que les permite desarrollarse profesionalmente.

Servirse de las TIC para el desempeño de su trabajo

En plena era digital los profesores deben ser capaces de introducir las tecnologías de la información y la comunicación en sus clases con el fin de ayudar a sus alumnos a utilizar la lengua de forma efectiva y a fomentar en ellos la capacidad del trabajo colaborativo. Es tarea del profesor enseñar a sus estudiantes a utilizar las TIC de forma adecuada para que así sean capaces de desarrollar sus competencias digitales y las puedan trabajar de forma totalmente autónoma.

Y es que hoy en día los profesores también recurren a la realidad virtual, al igual que lo hacen los doctores, pilotos o jugadores de cartas, para que sus alumnos puedan adquirir un aprendizaje mucho más dinámico. Si todo sigue evolucionando seguramente, en un futuro no muy lejano, los estudiantes podrán conocer más adentrándose en la historia de Charles Dickens y sus problemas, Jane Austen y como empleaba los juegos de cartas para describir a sus personajes, o Stephen King, quién se aisló en un hotel para escribir su novela "El resplandor".

Facilitar la comunicación intercultural

No es posible deslindar la lengua de la cultura. Por este motivo, un profesor de segundas lenguas debe ser capaz de integrar cultura y lengua en el aula con el fin de que sus alumnos puedan adquirir las herramientas necesarias para poder entender la realidad sociocultural de la lengua que están aprendiendo y así poder desarrollar sus destrezas sociales y pragmáticas de una forma adecuada al contexto con el que se van a encontrar.

Además, en clases donde haya alumnado de diferentes nacionalidades, el profesor deberá facilitar el diálogo y el entendimiento intercultural entre sus alumnos y así promover la creación de lazos entre personas de diferentes culturas para que todas ellas se beneficien de un aprendizaje mutuo.

Implicar a los alumnos en el control de su propio aprendizaje

El profesor debe ser capaz de ofrecer a los alumnos las herramientas necesarias para que estos desarrollen su capacidad de trabajo autónomo. Para ello, es necesario que el docente ceda el control a sus alumnos para que estos puedan reflexionar sobre su propio aprendizaje y así este resulte mucho más significativo. De esta forma, el profesor se convierte en un guía que ayuda al alumno a identificar cuáles son sus necesidades y sus objetivos y así animarle y orientarle en su proceso de aprendizaje a través del uso adecuado de todas las herramientas que tiene a su alcance: canales de televisión, foros en Internet, sus propios compañeros, etc.

 

Acerca de @Periodisticos 7571 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*