Inicio » Blogs »

¿Cuál es tu libro favorito? 'Corazón tan blanco', por Silvia Tinoco (@DunaLoves)

 
Javier Marias
"¿Cuál es tu libro favorito?" Cada vez que me hacen esta pregunta me quedo unos segundos en blanco... Pensando... ¿Es que podéis escoger sólo uno? Yo no me veo capaz, pero si me pides que te recomiende libros, siempre pienso en Corazón tan blanco de Javier Marías. Supongo que podría ser un indicativo válido de "favorito". Corría el año 2011 y era el primer libro que leía de Javier Marías. Siempre veía sus libros en la biblioteca y un impulso me llevó a coger este. ¿No sabes de qué va? Te lo resumo: Juan trabaja como traductor e intérprete. Como es el único de la habitación que puede captar todos los matices de una conversación entre dos personas que no hablan el mismo idioma, le ponen a Luisa, otra traductora, para asegurar que no se pierde nada por el camino. Ambos acaban casándose y, en su viaje de novios a La Habana, Juan ve desde el balcón de su habitación a una mujer esperando en la calle que lo confunde con la persona con la que se ha citado. A partir de aquí, Juan se cuestiona su matrimonio y se pregunta si la respuesta a sus dudas estará en su pasado. Mi sinopsis no le hace justicia, ¿vale? Bien es verdad que hay mucha gente a la que no le gusta la novela porque le parece que divaga, que es lenta, que no pasa nada interesante o que resulta incluso infumable. Y puede ser cierto que, a día de hoy, curados como estamos de espanto, su trama pueda parecer poco sorprendente y aburrida. Pero también creo que no todo está siempre en los giros argumentales; también hay muchas novelas de personajes, es decir, basadas en su mundo interior, y no por ello son historias menores, simplemente hay que saber apreciarlas.

Es mi favorito porque...

A mi me encantó, me impactó y si a día de hoy lo sigo recomendando cuando me preguntan, sí, lo podríamos meter en la lista de favoritos. Y me encanta precisamente por eso. Porque, al margen del misterio familiar, que te puede entretener más o menos, Corazón tan blanco te hace reflexionar, que también es necesario de vez en cuando. La novela está escrita de una manera que admiro y que ya quisiera yo para mi: tiene cierta densidad –tienes que leer prestando toda tu atención e incluso releer párrafos–, es profunda y parece caminar en círculos pero, en realidad, se trata de una espiral perfecta donde todo acaba encajando hasta la última pieza. Mientras vas descubriendo más sobre el pasado de Juan o sobre su matrimonio con Luisa, se te plantean cuestiones más profundas. Por ejemplo: ¿Estamos dispuestos a escuchar aquello que no nos gusta? Como dice el protagonista, los oídos no tienen párpados, así que lo que les llega –queriendo o sin querer– ya no se olvida. Voy un poquito más allá. Esta escritura circular construye también curiosas "paradojas" si analizamos su narrativa. ¿No es curioso que alguien que se dedica a escuchar para traducir e interpretar las palabras de otros, no quiera conocer su propia historia familiar porque es consciente de lo peligroso que resulta escuchar? En fin, que si buscas un libro que no se quede sólo en lo superficial, uno de esos que te hace ver nuevos detalles cada vez que lo lees y que te da qué pensar, necesitas añadir Corazón tan blanco a la lista de pendientes. Además, ya he dicho que es una espiral perfecta y, aunque al principio no lo parezca, todo el torbellino de su trama acaba encajando. Por cierto, en este 2017 se cumplen 25 años de su primera edición, un punto más a mi favor para que te animes a descubrir esta historia o redescubrirla. PD.: En mi perfil de Oh Libro encontrarás una lista con este y otros libros que siempre recomendaría, por si quieres echarle un ojo.