Crónica del concierto de Burning (Sala Rockitchen, Madrid, 10/05/2013), por @renacerelectric

África Paredes

El pasado viernes 10 de mayo, y mientras echaba un sueñecito reparador, algo sacó de su descanso al británico Mick Jagger. Con sus sentidos stonianos alerta, Jagger se sentó en la cama y posó su mirada sobre la profunda oscuridad del cuarto. Algo le decía que su familia estaba haciendo sacudirse a un publico entregado, a unos confesos amantes del rock and roll. ¿Sería que su hermano Chris tenía gira aquella noche con sus Atcha! o con el Acoustic Trio? No, no lo creía así. Espera un momento, ¿no será mi hermano español y su banda? Acabáramos, claro está, son ellos, es mi brother Johnny Cifuentes, el teclista y cantante de Burning, y sus muchachos. Voy a apoyar mis dedos índices en las sienes y a agudizar algo más mi percepción. A ver, veo, veo, ¡exacto, ahora!; visualizo una sala a oscuras, con público agitando las manos, cantando como si no hubiese mañana, emocionándose con cada nueva andanada de música. Sobre el escenario hay seis instrumentistas y, sí, acerté, ese tipo molón que pasa del teclado al micrófono central, ida y vuelta, vuelta e ida, es mi querido Johnny.

África Paredes

¿Qué está cantando? Esa pieza parece “Madrid”, aquella “Jim Dinamita” y las que llegarán más adelante “De Vicio” y “Es Decisión”. Jagger conoce tanto a su hermano madrileño que en unos segundos puede imaginarse que el concierto que se encuentra ofreciendo en la Rockitchen no estará exento de todos los clásicos de Burning: “Qué Hace Una Chica Como Tú En Un Sitio Como Éste”, “Jack Gasolina”, “Baila Mientras Puedas”, “Ginebra Seca”, “Es Especial”, “Esto Es Un Atraco”, “Una Noche Sin Ti” y así hasta listar más de veinte tonadas, veinte momentos fundamentales en la historia del rock español. Eso sí, hay una que no le suena de nada, una que su hermano parece presentar bajo el título “La Bestia Azul”; lo que digo, no le suena de nada pero a Jagger le encanta y está seguro que su hermano Johnny la incluirá en el próximo disco compacto de su conjunto.

África Paredes

Tranquilo, sabiendo que su brotherispaniol” no terminará su actuación sin nombrar a los Stones y dar un espectáculo de órdago, Mick empieza a entornar los párpados pensando en que el próximo larga duración de Burning se titulará Déjalo Que Sangre. Ya está deseando escuchar a Kacho, Carlos, Edu y a su querido Johnny sacar oro sonoro de un estilo musical del que otros no saben ni rascar níquel; y entre pensamiento y pensamiento, le cruza por la cabeza un LP de sus Rolling Stones, un vinilo de diciembre de 1969 en cuya portada lucía una suerte de tarta a gogó. Una sonrisa le recorre el semblante y por fin cae rendido, sudando de placer y emoción, mientras canturrea algo así como: «recuerdos del pelo largo, viejos blues, queridísimo Eric Burdon».

por Sergio Guillén
fotos por África Paredes
el reportaje fotográfico completo en: Álbum del Concierto

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*