Critican el tratamiento mediático de 'La Manada', por @FeSPeriodistas

 

Un colectivo de mujeres periodistas piden el boicot contra los medios que “contribuyan a un espectáculo mediático que abunde en la estigmatización de la víctima”.

El colectivo Gr#lasperiodistasparamos a través de la redes ha expresado su preocupación ante los reiterados rumores que hablan de que varios medios estarían intentando realizar entrevistas con los miembros de la tristemente famosa “La Manada”. Aunque, de momento, no hay nada que confirme esos propósitos, no es menos cierto que las deplorables experiencias vividas de casos igualmente aberrantes dan lugar a esta inquietud.

Estas compañeras periodistas manifiestan que quieren “denunciar la acción de algunos medios respecto al tratamiento que están ofreciendo sobre el caso de “La Manada”.

A lo largo de semanas hemos ido comprobando cómo una y otra vez la información del proceso judicial se convertía en un juicio paralelo a la víctima vertiendo informaciones, en muchos casos falsas, que no tenían más objeto que criminalizar a la mujer para lograr un atenuante mediático a la acción de sus violadores.

En las últimas horas, además, estamos viendo con estupor cómo algunos medios de comunicación están dando voz al entorno de quienes cometieron los abusos haciéndoles aparecer como héroes locales intentando mercadear con sus apariciones televisivas. Violar a una mujer les podría resultar rentable económicamente hablando.

Es por ello que pedimos dar la espalda a aquellos medios que contribuyan a un espectáculo mediático que abunde más aún en la estigmatización de la víctima y dé un falso mensaje a la sociedad de impunidad.

Somos conscientes del papel que tienen los medios de comunicación como generadores de opinión y, por ello, creemos que tienen que ser representativos de una sociedad que ha manifestado alto y claro que estamos hartas del machismo en todas sus formas, manifestaciones o acciones.

Este grupo de mujeres periodistas y comunicadoras estamos absolutamente en contra de la decisión judicial de la puesta en libertad provisional mediante pago de fianza de 6.000 euros de “La Manada” porque vuelve a poner el foco en la víctima y no en los agresores. Así, sabemos que el único lugar del país donde la violada podrá estar a salvo de la presencia de sus abusadores es Madrid, mientras que a ellos se les facilita la movilidad por el resto del territorio del país.

La decisión de la justicia no hace otra cosa que demostrar la falta de sensibilidad hacia las mujeres víctimas de violaciones, y, lo que es peor, demuestra hacer oídos sordos a una sociedad que se ha organizado en defensa de sus libertades y sus derechos, entre ellos y uno de los más importantes, la igualdad. Además, supone una dificultad añadida para aquellas mujeres víctimas de cualquiera de las formas de violencia machistas que deseen denunciar agresiones.”