Crítica teatral de 'Reglas, usos y costumbres de la sociedad moderna', por Irene Lopez Navarro (@IreneLN)

Una vuelta de tuerca a un manual protocolario del siglo XIX, que se atribuye a la baronesa Staffe. Eso es lo que hace Jean Luc-Lagarce en Reglas, usos y costumbres de la sociedad moderna, ironizar y ridiculizar las normas que el ser humano se impone a sí mismo.

Una crítica feroz a una sociedad hipócrita que queda muy diluida en el montaje teatral. Lina Lambert defiende con la gracia y el cinismo justos a esta dama de la alta sociedad francesa. Encorsetada en un elegante vestido, lleva a cabo un monólogo de una hora de duración en el que va subiendo la mordacidad y la crítica a la sociedad.
Pese a que el trabajo de Lina Lambert es exquisito y la obra de Lagarce una entretenida crítica mordaz, es complicado poner sobre las tablas esta obra. Una escenografía de casa de muñecas, elegante y muy llamativa sirve de cuadro a una Lambert que impone pero con un resultado que cojea. Al cabo de veinte minutos, los murmullos y los movimientos de dispersión del público eran más que evidentes.

Foto: David Ruano
Ambientada en
un salón literario francés, donde una Dama ofrece una reunión sobre el
comportamiento correcto en sociedad. Reglas, usos y costumbres de la sociedad moderna desgrana las reglas que han de ser respetadas en la
organización de las principales ceremonias que marcan la vida: bautizo, compromiso de boda, matrimonio, bodas de plata, de oro y como no, en un funeral. El subtexto cuenta otra cosa, el fracaso de una vida organizada, impuesta y marcada desde el principio y como esas estúpidas normas no hacen sino abocar al ser humano al precipicio de la infelicidad.
En el fondo es un montaje que va dirigido a nuestra inteligencia pero que le falta la chispa mágica para encantar.
Vídeo 
Ficha: 
Título: Reglas, usos y costumbres en la sociedad moderna
Autor: Jean-Luc Lagarce (versión de Fernando Gómez Grande)
Género: Comedia
Director: Roberto Romei
Elenco:  Lina Lambert
Compañía: Teatre Tantarantana
Duración: 1 hora

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*