Crítica de la película 'Kick-Ass 2', por Raúl Núñez 'Rolo' (@therealroloisme)

"KICK-ASS 2"

Director: Jeff Wadlow
Actores: John Leguizamo
Chloë Grace MoretzAaron Taylor-JohnsonMorris Chestnut, Christopher Mintz-Plasse, Jim Carrey.
Distribuidora: Universal Pictures
Estreno: 30 de Agosto de 2013
Duración: 113 minutos


Gracias a una casualidad, a la buena suerte y al concurso organizado por la web Nuestros Cómics, estuve en el lugar oportuno a la hora adecuada y resulta que gane una entrada doble para ver un día antes de su estreno oficial nada menos que "Kick-Ass 2", la continuación a la película basada, como ésta, en una de las mejores gamberradas del guionista de cómic Mark Millar. No en vano soy declarado admirador de cada nuevo guión de este afable escocés de inagotable imaginación. No obstante, pese a las muchas debilidades de la primera adaptación cinematográfica de "Kick-Ass", también reconozco que es una película que he visto más de tres veces, pasándolo mejor cuanto más separaba en mi cabeza el genial tebeo de una más que digna, aunque reblandecida, cinta. 

Disfrutar de la segunda entrega de "Kick-Ass" en cómic, cortesía en España de Panini Cómics, supuso agrietar aún más la visión hiperviolenta de Millar de lo que, cuando llegaba en papel, ya se anunciaba adaptado también al cine de nuevo. Aunque el remate fue poder disfrutar de ese glorioso spin-off, publicado también por Panini Comics a principios de este verano de quien, por motivos propios, se alza como absoluta protagonista de la saga: "Hit-Girl".

Hallazgo único entre las decenas de personajes que ha creado a lo largo de su historia Mark Millar, se nota que tanto él como el genial John Romita Jr. disfrutan centrándose únicamente en el personaje d ela niña que no se deja amenazar por nadie. Anunciada por Panini como "La precuela de Kick-Ass 2", "Hit-Girl" se coloca al lado de delirios de hiperviolencia al estilo del "Holy Terror" de Frank Miller en una visión realista del mundo en que malos como los peores malos que pululan por este lado de la realidad se merecen las exageraciones que les pasan hasta el punto de que gran parte del guión es todo un tratado del mejor humor negro posible. Tiene gracia que el propio guionista Scott Snyder ("Batman", "Severed", "American Vampire"), que escribe la introducción a esta edición de Panini, se recrea precisamente en lo glorioso de imaginar a una niña capaz de darle la vuelta a los peores miedos reales posibles para reventarlos en la cara de los malvados.

Lo mejor de esta miniserie donde cada página es gloriosa e irreverente, es asistir a un arco argumental que, en el universo "Kick-Ass" de los tebeos realmente precede a "Kick-Ass 2", pero en el que además Hit-Girl cobra aún más carisma del que le propician los acontecimientos del primer tomo. esto es algo que, sin duda caló igualmente en el equipo de guionistas de la segunda película, porque, en esta ocasión y llegado ya casi al estreno del que quería hablar, esta vez la película, con toda clase de licencias, por supuesto, ha tomado grandes momentos no sólo del tebeo al que roba título, sino también de este "Hit-Girl"

Volviendo a las butacas del cine, "Kick-Ass 2", en manos de Jeff Wadlow, quien hasta ahora apenas había dirigido series de televisión, aunque curiosamente se anuncia como director para "X-Force" en 2016, se vuelve mucho más visceral, fiel e incluso violenta que su predecesora. Lo cierto es que, con buenos momentos de los cómics y alguna que otra idea, la película es un ejercicio de pura acción bien llevada y más que entretenida, incluso repitiendo el esquema y los trucos y giros guión de la primera. No cabe duda de que, posiblemente lo mejor sea la buena dirección de todos y cada uno de los actores, desde Aaron Taylor-Johnson interpretando al torturado Dave Lizewski / Kick-Ass, pasando por la verdadera protagonista de este film, Chloë Grace Moretz como Mindy Macready / Hit-Girl; hasta llegar al trabajo de Christopher Mintz-Plasse como Chris D'Amico / El Hijoputa. Pero es que todos los secundarios están a la altura de los icónicos personajes que interpretan, como la brutal Madre Rusia interpretada por Olga Kurkulina al Coronel Barras y Estrellas al que da vida un creíble y, nada exagerado en gestos Jim Carrey.

Poco más queda que decir salvo que vayáis al cine y que no dejéis de leer los excepcionales cómics originales de Mark Millar y John Romita Jr. En cualquier momento y, en especial si se te acabaron las vacaciones, lectura y película recomendadas.

 


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*