Crítica de I See Hawks In L.A. - Mystery Drug (Blue Rose Records, 2013), por Sergio Guillén (@SergioGB1979)

En el mes de marzo de 1970 el publico norteamericano descubría una portada que con los años se convertiría en icónica dentro de la escena folk rock, me estoy refiriendo a la fotografía que ilustraba la portada del LP Déjà Vu del supergrupo Crosby, Stills, Nash And Young. En ella se podía ver a los cuatro músicos citados junto a otros dos instrumentistas más (Dallas Taylor y Greg Reeves), un perro y una guitarra medio tumbada. Cuarenta y tres años después, y en la misma corriente musical, aunque tal vez un tanto más country, el comprador se puede topar con una imagen que retrotrae a aquella. Y es que si CSN&Y aparecían en plena campiña, I See Hawks In L.A. y sus invitados nos reciben también a campo abierto, aunque en esta ocasión a las puertas de una típica casa de madera; también sentados plácidamente, como en familia, también mirándonos a los ojos.

Desde “Oklahoma’s Going Dry” nos llegan las hojas otoñales que levanta el pedal steel de Rick Shea, rememorando los instrumentales puntos álgidos de un vinilo como Desire (Bob Dylan) y el dramatismo de las narraciones contadas por Charley Patton. Corte a corte cambian las estaciones emocionales, los recodos de un alma compartido por cada miembro de este superlativo combo. Unos científicos de la canción con tierra en las botas y sueños en el horizonte que igual que cantan cinco minutos de reloj, pueden zafarse por desconocida ruta paralela, de escaso minuto de duración, por la que hacer críticas bien merecidas a aquellos que hacen peligrar nuestras vidas en la carretera (“Stop Driving Like An Asshole”).

Del humor desprendido al repasar recuerdos con la muy divertida “Rock’N’Roll Cymbal From The Seventies” pueden, con un par de saltos, llegar a una pieza de cierre que te raja el pecho con su corto pero afilado y coherente texto: «El río fluye negro y lento, el río sabe el camino que debe tomar. Piel y huesos, la lucha, el río nos llevará al hogar». Exquisitos.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*