Contra la confusión entre periodismo y publicidad, por @FeSPeriodistas

Huelga de tweets de 24 horas en la redacción del diario económico francés “Les Échos”, del multimillonario Bernard Arnault,por la difusa frontera que aplica la empresa entre ambos contenidos.

 

La redacción en pleno del diario económico francés Les Échos cumplió la semana pasada una “huelga de tweets” de 24 horas, para mostrar a la empresa su desacuerdo con lo que califican “confusión entre periodismo y publicidad”.

Los redactores entienden que la utilización engañosa del diseño de los publirreportajes como si fueran contenidos informativos o la utilización por la radio de las voces de periodistas para emitir publicidad dañana seriamente la credibilidad del medio.

La redacción entiende que “esa mezcla con el “brand content” y las colaboraciones especiales (partenariats) –que suelen aportar las agencias de comunicación- hacen aún más nebulosa la frontera entre periodismo y publicidad”.

El brand content o “contenido de marca” es un género diferente al de la publicidad, según el Diccionario de Marketing, que se asocia una política de comunicación de la marca y que se suele confundir con los contenidos propios del medio.

Leila de Comarmonf, presidenta de la Sociedad de Periodistas (SDJ) de Les Échos ha explicado que “Nos atacan por varios frentes. Está la publicidad tradicional, intrusiva; y están los falsos contenidos, que se apoderan de nuestras maquetas y violan los códigos periodísticos. El desafío es la distinción entre el trabajo de los periodistas y la publicidad”

Les Echos, el primer diario económico de Francia, a pesar de la resistencia de sus trabajadores fue vendido por la antigua empresa a Bernard Arnault, propietario del grupo de lujo LVMH, el hombre más rico de Francia y la séptima fortuna mundial, calculada en 26.000 millones de euros, según la revista Forbes.

Arnault es el propietario, entre otras, de empresas de moda como Louis Vuitton, Christian Dior y Kenzo, de las joyerías Chaumet, de los champanes Dom Perignon, Moët et Chandon y La Veuve Cliquot, del vino Chateu d´Yquem, de los almacenes Le Bon Marché y de las perfumerías Sephora. Además, de íntimo amigo del ex presidente Nicolas Sarkozy.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*