Consejos para el uso seguro del teléfono celular para niños y adolescentes

móvil

Estamos en pleno siglo XXI, lo que significa que la mayoría de los padres no está discutiendo si le dan o no un teléfono celular a sus hijos, sino más bien se trata de cuando se lo darán. El proceso de adquirir un teléfono celular para tu hijo debería involucrar más que discusiones acerca del tipo de teléfono y plan. Deberían, más bien, girar alrededor de la seguridad de su uso.

El uso del teléfono celular se ha generalizado, incluso entre los más pequeños. De hecho, de acuerdo a múltiples estudios, muchos niños tienen su propio teléfono celular.

Más de una cuarta parte de los niños en edades que comprenden los 6, 7, 8 y 9 años de edad tiene teléfonos celulares. Y aunque la seguridad para los niños en este rango de edad es extremadamente importante, no debemos subestimar el hecho de que los preadolescentes y los adolecentes también necesitan de mucha orientación.

Hablemos del sexting

Uno de los problemas que más llaman la atención cuando se trata de los problemas que enfrentan los más jóvenes y el uso del teléfono celular es el sexting. Esta actividad consiste en el envío de fotos de desnudos o desnudos parciales. Lo cual puede representar un grave riesgos para el grupo vulnerable que son los niños y adolescentes y uno que puede tener repercusiones en el largo plazo, pero ¿Cómo podemos prevenirlo?

Como muchas otras conversaciones difíciles, lo más recomendable es buscar un momento en que tanto como tú y tu hijo están en un lugar cómodo. Puedes empezar por decirle a tu hijo que su prioridad número uno es su seguridad y bienestar. Otra opción podría ser utilizar un software para espiar móviles y asegurarse que los contenidos compartidos sean inocuos.

También querrás considerar admitir tus propias vulnerabilidades. Por ejemplo, dile a tu hijo que no lo sabes todo acerca de la tecnología… pero que si sabes que los textos, palabras y fotos pueden permanecer para siempre en un sitio web y/o ser enviadas y compartidas por una gran cantidad de personas, convirtiéndose en motivo de vergüenza y arrepentimiento durante años.

Una regla muy sencilla que sugieren los expertos, es sugerirles a tus hijos que si no quieren que su abuela lo vea, no lo compartan.

¿Los niños más pequeños necesitan celulares?

Con todas las cosas que pueden salir mal, quizás te preguntes a ti mismo si de verdad tu hijo realmente necesita un teléfono celular. Cuando se trata de los niños que no sobrepasan la edad de 10 años, es una decisión personal de cada familia.

Lo que quiere decir que lo que puede ser bueno para una familia quizás no sea apropiado para otra. Y aunque la palabra “necesidad” puede sonar muy exagerada, existen buenas razones para darle a un niño de menos de 10 años un teléfono celular.

Por ejemplo, si un niño pasa mucho tiempo en la calle sin la orientación de un adulto, digamos que en el transporte escolar, darle un teléfono a un niño para situaciones de emergencia puede ayudar en gran medida tanto a los padres como a los hijos.

Consejos de seguridad para niños y el uso de celulares

Si has tomado la decisión de darle a tu niño o adolescente un teléfono celular, procura seguir estos consejos de seguridad provenientes de la mano de expertos en el área.

Edúcalos y prepáralos. Habla con tus hijos acerca de los peligros y las consecuencias asociadas con el uso inapropiado del teléfono celular. Algunos temas importantes incluyen el sexting y usar el teléfono mientras conducen.

Elige las características apropiadas del teléfono. Determina que características tu hijo necesita basándote en su edad. ¿Tu niño de 10 años de edad de verdad necesita la capacidad de navegar por internet en todas partes?

Usa controles parentales. Aprende sobre los controles parentales que están disponibles para ti y utilízalos. Ejemplo: restricción de determinados sitios web.

Limita su uso. Crea de antemano espacios designados para el uso del teléfono. Las llamadas al teléfono celular y el envío de mensajes de texto no deberían interrumpir la hora de la cena o las actividades familiares. Tampoco deberían ocurrir durante las horas de clase o después de la hora de dormir.

Considera el uso de programas de supervisión y monitoreo. Si sientes que es apropiado, puedes optar por monitorear el uso del teléfono de tu hijo. mSpy es una robusta aplicación de monitoreo paternal que le brinda a los padres alertas y reportes de cualquier actividad que los niños realicen en sus equipos móviles. Si quieres saber cuando han estado usando su teléfono (por ejemplo, de noche, durante la escuela, etc.) o quieres saber quién es la persona con la que han estado hablando o escribiéndose más, entonces las aplicaciones de monitoreo son una opción que debes considerar.

Oriéntalos sobre las llamadas. Asegúrate que tu hijo sepa que no debe responder el teléfono, si no reconoce el número. De igual manera, los mensajes de texto que provienen de números desconocidos no deberían contestarse.

Que protejan su número de teléfono. Personas maliciosas podrían querer controlar su móvil. Por ello, asegúrate de que tu hijo sabe que no tiene que darle su número de teléfono a cualquier persona y mucho menos publicarlo en sitios de redes sociales como Facebook.

Que no descarguen todo lo que se les atraviese. Los tonos de llamadas, aplicaciones, juego y otras descargas pueden volverse un gasto sumamente costoso e inclusive tener software malicioso que podría dañar el teléfono o tener programas espías dañinos. Establece de antemano las reglas para cualquier descarga.

Acerca de @Periodisticos 7606 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*