Concha García Campoy: sin temor a las palabras, por Noelia Jiménez

"Tengo leucemia". Sin paños calientes. Sin eufemismos ni esa corrección política espantosa que solo denota falta de personalidad y miedo al qué dirán.

Concha García Campoy lo anunciaba en Twitter antes de que nadie pudiera decirlo por ella. Como buena periodista. Yo, la primera. La noticia es mía, sobre todo si yo soy la noticia.

Cualquiera que haya querido ser periodista ha tenido que admirar (casi) por fuerza a la Campoy. Es correcta. Incisiva pero elegante. Seria. Solvente. Y valiente.

Porque es fácil quitarse el miedo a las palabras cuando definen al de enfrente. Es fácil hablar de lo que no se tiene. Del sufrimiento de lo demás. Lo complicado es asumir que la noticia eres tú y, una vez asumido, no censurar las palabras que puedan hacerte daño. No mentirte. Hacerte las preguntas más duras y responder sin ambages. No esconderte bajo el paraguas de los sinónimos y de los circunloquios.

La Campoy, en un ejercicio de coraje y de autenticidad, lo ha hecho. Y eso es, sin duda, un síntoma de que va a vencer. Poner el pecho por delante es arriesgado, pero es la única manera de empezar a construir la faena del triunfo.

Ánimo, maestra.

P.D.: Si queréis seguir un gran análisis de la repercusión que este tweet tuvo en la profesión periodística, no os perdáis el blog de Pablo Herreros, Comunicación se llama el juego.

P.P.D.: Si sufrís leucemia o cualquier otro tipo de cáncer o conocéis a alguien que haya de enfrentarse a ello, consultad a la aecc (Asociación Española contra el Cáncer). La Junta Provincial de Madrid acaba de estrenar blog (aeccmadrid.es), Twitter (@aeccmadrid) y Facebook (www.facebook.com/aeccmadrid) y a través de estos canales ofrece información muy útil.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*