“Con Gasolidarios hemos conseguido que la gente se sienta bien repostando”, por @Silvia_SRubio

Mi Gatekeeper está hoy en Alicante y tiene una cita con Vicente Barceló, Gerente de Petroalacant, la empresa alicantina de distribución de gasoil que recientemente ha puesto en marcha la iniciativa Gasolidarios, un proyecto en el que los clientes de sus dos gasolineras colaboran al repostar con alguna de las asociaciones adheridas al programa. La Asociación de ExHombres Lobo de Alicante (que es en realidad la Asociación de Parkinson de Alicante), Cruz Roja Alicante, Payasospital y Aspanion son las cuatro asociaciones que disfrutan de esta propuesta solidaria puesta en marcha por un empresario, que canaliza su suerte no solo hacia los números de su negocio si no también hacia una labor social local, con el objetivo de ‘hacer que el mundo carbure un poco mejor’.

He subido a las oficinas que Petroalacant tiene en el piso de arriba de la estación de servicio situada en el Polígono Industrial Pla de la Vallonga. Vicente tiene un despacho elegante, sobrio y amplio. Probablemente nadie pensaría que aquí se gestó una iniciativa solidaria y divertida como Gasolidarios. Esta observación acerca de su despacho me lleva al pensamiento que siempre tengo cuando voy a entrevistar a alguien que no conozco previamente “¿Qué me pongo? ¿Tendré que vestirme un poco más formal esta vez? Pero si no tengo ni una americana en mi armario”. Qué más da, yo he venido a hacer una entrevista profesional y la hago. Comienza ya.

¿Cómo surgió la iniciativa Gasolidarios? ¿En qué consiste?

Petroalacant existe desde hace casi veinte años. La fundó mi padre, que hasta entonces era camionero, allá por 1995. Es una empresa familiar. En la que trabajan tanto mis padres, como mi hermano y yo. Me he formado en administración de empresas y marketing y ahora he cogido yo las riendas del negocio. Mi ilusión es cumplir con la labor de responsabilidad que creo tienen todas las empresas con la sociedad. Nosotros siempre hemos pensado que si el de al lado está bien, seguro que al negocio también le va bien. Y es esta inquietud nuestra de ayudar en lo que podemos, teniendo la suerte de poder hacerlo, la que nos ha llevado a crear lo que ya es Gasolidarios.

Vicente (en el centro) junto con representantes de las cuatro asociaciones adheridas a Gasolidarios

Vicente (en el centro) junto con representantes de las cuatro asociaciones adheridas a Gasolidarios

¿Cómo se da la colaboración con esas cuatro asociaciones a las que ayudáis?

Petroalacant dona 200 euros cada mes a una de las cuatro asociaciones. Es decir le tocan 600 euros a cada una por año. A parte están las colaboraciones de los clientes de las gasolineras. Nuestros clientes se pueden hacer una tarjeta, igual que en cualquier otra gasolinera, y con ésta se les ofrecen descuentos que pueden canjear por donaciones a las asociaciones. Además, una vez al mes, una de estas asociaciones está invitada a utilizar nuestras instalaciones para explicar a los clientes su labor o desarrollar campañas de comunicación y colaboración llamativas. Por ejemplo, un día tuvimos a un payaso de Payasospital repartiendo flores a los clientes. Esto es un gesto bastante simple, pero muy llamativo si tienes en cuenta que se lleva a cabo en un negocio tan frío y sucio como una gasolinera y esto hace que los clientes salgan pensando de manera diferente, que les apetezca volver a repostar en Petroalacant y que sientan que este trámite, porque lo de poner gasolina lo hacemos por pura necesidad, sirve para algo más que hacer que su coche o moto carbure.

Vuestra estación de servicio de la carretera de Madrid llama la atención por su diseño…además de vuestra labor solidaria, ¿estáis también intentando cambiar el concepto tradicional de gasolinera?

Bueno, queremos que la gente se sienta a gusto entrando en nuestra gasolineras, que normalmente son sitios muy fríos y sucios, donde existe muy poco relación entre vendedor y cliente. Por eso le hemos dado un toque de diseño minimalista a la tienda de la estación de servicio de la carretera de Madrid. Es toda blanca, dentro tiene otro tipo de cosas que no venden el resto de gasolineras, como artículos de las asociaciones con las que colaboramos, para que el cliente pueda adquirirlos. Y estamos continuamente animando a la plantilla, a los que también hemos llevado alguna jornada para que vean la labor de las asociaciones y su trabajo del día a día. De esta forma a ellos les cuesta menos sacar una sonrisa para los clientes. Cuidamos mucho la limpieza y creo que también le da un toque diferenciador el hecho de distinguirse como una estación de servicio de Gasolidarios. Y realmente pensamos mucho en el público femenino, queremos que las mujeres se sientan a gusto poniendo gasolina y creemos que el hecho de la solidaridad relacionada con nuestra gasolinera les hace este trámite de venir a poner gasolina mucho más agradable. También les damos la posibilidad de que no bajen ni siquiera del coche para pagar, cuando vayan con niños en el coche.

¿Crees que la Responsabilidad Social Corporativa es un factor clave diferenciador en épocas de crisis y recesión como la que venimos sufriendo en España?

Creo que hay grandes y pequeñas empresas que hacen cosas y no las comunican bien; creo que hay empresas que tienen programas de RSC que no contribuyen a nada y que únicamente los tienen ahí porque han de estar en su hoja de ruta empresarial y en su web; y creo que muchísimas empresas podrían hacer mucho con muy poco y no lo hacen por diferentes motivos. Personalmente, a mí me apasiona poder ayudar a la gente a través de la labor imprescindible que realizan las asociaciones con las que colaboramos. Aquí trabajamos mucho, pero cuando vemos que, además de trabajar, estamos contribuyendo en que alguien esté un poquito mejor, ya nos vamos a casa con una sonrisa en la cara. Y, en base a nuestra experiencia, el diferenciarnos a través la iniciativa Gasolidarios, a nosotros sí nos ha servido para captar nuevos clientes.

¿Cuál ha sido este aumento de ventas desde que pusisteis en marcha Gasolidarios?

La campaña Gasolidarios se puso en marcha a la vez que la gasolinera, por lo que es difícil saber si el efecto Gasolidarios nos ha supuesto un incremento de un 10 % o un 20 %. Lo que sí que es cierto es que a muchísimos clientes les gusta nuestra iniciativa, la comparten y se sienten cómodos en una gasolinera diferente. Repostar no tiene porqué ser un acto incómodo, si no que puedes irte con una sonrisa a tu casa sabiendo que gracias a ser gasolidario, el mundo carbura un poquito mejor.

Supongo que quizá otras asociaciones que hayan oído hablar de Gasolidarios les gustaría también adherirse a la iniciativa, ¿cambiaréis el año que viene de asociaciones?

Muchísimas asociaciones han contactado con nosotros pero les tienes que decir que no. Colaborar con cuatro ya es mucho esfuerzo. Si colaborásemos con más, habría que repartir más las aportaciones económicas y eso tampoco sería muy efectivo. Y lo de cambiar de asociaciones de momento tampoco nos lo hemos planteado.

¿Hacia dónde va esta iniciativa? ¿Tiene perspectivas de crecimiento?

Abriremos otra gasolinera pronto y queremos continuar haciendo campañas de comunicación para mostrar la importancia de la labor de las asociaciones adheridas al programa Gasolidarios. Seguiremos también haciendo cosas diferentes en nuestras estaciones de servicio, sorprendiendo a la gente que se para a repostar, para que tanto el cliente gasolidario, como Petroalacant y las asociaciones ganemos.

Durante el tiempo que dura la entrevista, cerca de una hora, Vicente me transmite humanidad, humildad, inteligencia y un carácter luchador que me deja sorprendida y me devuelve la fe en los empresarios, aunque sólo sea en los de pequeñas o microempresas.

Para terminar la entrevista le hago las cinco últimas y breves preguntas que acostumbro a hacer. Y Vicente vuelve a sorprenderme con la contestación de sus héroes…


Una película:
El silencio de los corderos, de Jonathan Demme
Un libro:
la lectura es mi asignatura pendiente
Un héroe:
mis padres
Un color:
rojo
Una frase:
“Sin constancia no hay resultados”

 

Y, cómo no, me paso por la gasolinera de la carretera de Madrid a repostar. Ahora sí, yo también soy Gasolidaria!

IMG_5107

Archivado en: Entrevistas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*