Comunicación y Poder, por Alberto Campos Díaz (@Camposalberto)

ALBERTO CAMPOS @Camposalberto

Para abordar el tema relativo a los medios de comunicación y su poder, es esencial primero plantearse una pregunta: ¿Quién elige a los presidentes de Gobierno, los ciudadanos o los medios de comunicación?

En Italia, el magnate de los medios de comunicación, Silvio Berlusconi, fundó un partido y llegó a ser presidente gracias al trabajo de sus periódicos y televisiones.
En Estados Unidos, Rupert Murdoch, principal accionista de News Corporation (uno de los mayores grupos de comunicación que comprende periódicos como “The Sun” o “The Times” y cadenas de televisión como “Fox” o “Sky”), crea y fomenta figuras políticas republicanas como la comentarista de la “Fox”, Sarah Palin. De las cuatro figuras políticas republicanas que aspiraban a la candidatura presidencial estadounidense de 2012, tres pertenecían a la órbita de la “Fox”: a la ya citada Sarah Palin, se unían Newt Gingrich y Rick Santorum.

Rupert Murdoch - News Corporation

Rupert Murdoch – News Corporation

Es innegable que las personas creen sus opiniones a partir de lo que ven, leen y escuchan, y si los medios de comunicación están en manos de unos pocos con un gran capital y unos intereses determinados, ¿podemos hablar de pluralidad y de democracia?

Las Agencias “AP” (“Associated Press”) y “UPI” (“United Press International”) en Estados Unidos, la “Reuters” en Reino Unido y la “France Press” en Francia, controlan aproximadamente entre el 80% y el 85% de las noticias que se producen en el mundo. Con todo ello debemos pensar si la información que manejamos es plural o sólo es la que nos dictan unos pocos.

Se ha gritado a voces que el periodista en realidad trabaja para una empresa y no para el ciudadano. Esta empresa le pide rendimiento y en muchos casos una determinada línea ideológica, y si no la compartes, tu función aquí ha terminado.
Sin embargo, muchos redactores de distintos medios de comunicación, no se rigen estrictamente a lo que piensa el director del medio en el que trabaja, por lo que el control que se ejerce sobre el periodista no es absoluto. Sin embargo, muchos periodistas han reivindicado la decadencia de su profesión, como un oficio subordinado únicamente a unos intereses determinados. Por ello, se pide que el periodista esté valorado por la calidad de su información y no por lo intereses que representa.

Pascual Serrano, periodista español, alega que el ciudadano se acerca a los medios a buscar noticias, pero en realidad se está convirtiendo en un rehén de las campañas políticas.
Nosotros concebimos la realidad por lo que nos cuentan los medios, y aquello que no sale en los mismos, no existe, no constituye una realidad. Es aquí cuando uno se da cuenta del enorme poder que tienen los medios de masas y el control que pueden ejercer.

Rafael Correa, Presidente de la República de Ecuador, se refería a los medios de comunicación en estos términos: “Desde que se inventó la imprenta, la libertad de prensa es la voluntad del dueño de la imprenta”. Son palabras que bien pueden reflejar el panorama actual y que nos hacen plantearnos la existencia de una censura en la información que se otorga. Sin embargo, el control no se ejerce a través de una censura directa, sino que se realiza mediante el uso de un determinado lenguaje o mediante la organización de una determinada programación, entre otras muchas.

Con todo ello, y a modo de conclusión, termino este artículo mencionando unas palabras de un periodista de renombre, Iñaki Gabilondo: El periodista ha pasado de vigilar a los poderes en beneficio de la sociedad, a vigilar a la sociedad en beneficio de los poderes.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*