Como te digo una co…, por Fernando Blázquez (@ferblazrom)

… te digo la o. “Quiero decirles que lo ocurrido ayer demuestra las ventajas de la cooperación dentro de la Unión Europea. A más Europa, a más integración y más apoyo, sin duda alguna, mejores resultados para todos. Les dije antes, y lo reafirmo ahora, que ayer ganaron la credibilidad del euro, el futuro del euro, la Unión Europea y la posibilidad de que pronto en España se puedan recuperar los niveles de crédito que son necesarios para mejorar la inversión y el empleo.” ¿Es un pájaro?, ¿es un avión? No. Es Mariano Rajoy el pasado 10 de junio, en la rueda de prensa previa al primer partido de España en la Eurocopa.

Hoy mismo, tan sólo nueve días después, el presidente del Gobierno ha pedido en la reunión del G-20 en México que los préstamos a los bancos no afecten a la deuda española. Vamos, que Europa no le preste a España y España a los bancos, sino que sea la Unión la que, directamente, preste a la banca. De ese modo, si esta no devuelve el dinero, quien lo sufrirá será Europa y no España. El presidente de la Comisión Europea, Durão Barroso, también es partidario de esta opción, pero, al menos de momento, los países del euro han dicho que nanai de la China (con Alemania, Finlandia y Holanda como mayores abanderadas del no).

Si el jueves pasado fue Nigel Farage (eurodiputado británico de ultraderecha), el que dijo textualmente que Mariano Rajoy es “el líder más icompetente de toda Europa”, hoy han sido todos los grupos del Congreso -salvo CiU, que no ha comparecido- los que han criticado que el presidente es especialista en contradecirse a sí mismo.

Ahora bien, más soluciones y menos críticas, señores diputados. Si nuestra deuda pública es menor que la media europea, si los bancos han sido rescatados y la prima sigue subiendo, si en Grecia han ganado aquellos que apoyaban a Merkel y no hay forma de parar esta sangría, hagamos las cosas de otra forma. ¿Hay una única receta? No. Hay más de una. Pero lo que sí es seguro es que hay que darse prisa.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*