¿Cómo reaccionan tus clientes ante los colores de tu logo?, por @isabelvazquez_

Diseñar un logo es una de las tareas más difíciles para cualquier diseñador gráfico; se trata de representar y transmitir una serie de valores que estén en consonancia con nuestra identidad corporativa y actividad empresarial. En este sentido, el color juega un papel importantísimo en la creación de nuestra imagen como empresa. Hay que tener mucho cuidado en escoger un color basándonos tan solo en nuestros gustos y preferencias personales puesto que podríamos evocar sensaciones contradictorias a nuestra identidad deseada.

A continuación os explicamos las sensaciones y emociones que transmiten los principales colores a través de una serie de ejemplos para que sea más fácil su asociación:

-          Azul: es el color más popular y usado en los diseños de logos corporativos. Las características que se le atribuyen son autoridad, calma, confianza, dignidad, estabilidad, lealtad, poder, éxito, eternidad.

 

-          Verde: es el tono de la innovación, renovación, salud, confianza en lo seguro. Aporta un carácter vivaz,  joven, en armonía con el medio ambiente, responsable y natural.

 

-          Rojo: es el matiz que levanta pasiones, ya sean de amor, acción, aventura, riesgo, energía, excitación, fuerza o vigor. Representa las emociones que entran en conflicto y las guerras de amor y pasión.

 

-          Amarillo: es el color que más llama la atención, se puede usar para representar la luz del sol, calidez, energía, amabilidad, placer y diversión. Aunque al igual que el rojo podría despertar sensaciones contradictorias de peligro o conflicto.

 

-          Blanco:limpieza, pureza, paz, inocencia, rendición y comienzo. El blanco aporta un estilo refinado en los logos corporativos y de simplicidad en las formas.

 

-          Negro: técnicamente es la ausencia de color y transmite sensaciones de autoridad, peso, distinción, elegancia, misterio, seriedad y tradición. Es poderoso, conjuga simpleza y sofisticación y es uno de los tonos más escogidos a la hora de diseñar logos.

-          Gris: este tono se encuentra situado en algún lugar entre el blanco y el negro; transmite neutralidad, mentalidad, humildad, respeto, estabilidad. Es muy usado como color de fuente tipográfica y combina con el resto de colores. Desde un punto de vista moral podría representar la línea entre el bien y el mal.

 

-          Naranja: creatividad, entusiasmo, jovialidad, desenfado, vitalidad. Es un color juvenil, a medio camino entre el rojo y el amarillo, por lo que representaría también los valores de ambos. Aunque es más pícaro y juvenil que el rojo y su uso en logos corporativos estimula las emociones, recrea el juego y potencia la sociabilidad.


 

-          Rosa: es la gama cromática que responde a los sentimientos de inocencia y delicadeza. Es la representación de la feminidad, ternura, amabilidad, gratitud, romanticismo,… Es una versión más suave del rojo y hace referencia al mundo de las niñas pequeñas: algodón de azúcar, chicles, etc. También se asocia a la lucha contra el cáncer.

 

 

-          Morado: ceremonia, lujo, fantasía, misterio, nobleza, realeza, sofisticación,… Es el color de la espiritualidad y la majestuosidad; suele ser usado para instituciones educativas y productos de lujo.

-          Marrón: es el tono de la tierra por lo que transmite calma, calidez, profundidad, rusticidad, riqueza, simplicidad, seriedad. Es de gran utilidad debido a su carácter natural, neutral y legal, por ello es usado en instituciones legales.

 

 En definita, el desarrollo de la imagen corporativa de tu empresa es un tema muy delicado. Antes de decantarte por un color en concreto has de sopesar sus pros y contras; piensa si las características que transmite ese tono están en armonía con tus intenciones empresariales y, por supuesto, con la actividad a la que te dedicas

Isabel Vázquez

Redacción: Innova Experience

Twitter: @isabelvazquez_

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*