Cómo los maestros pueden ayudar a niños inmigrantes para que se sientan seguros

Últimamente, no es raro escuchar que los niños inmigrantes se sienten inseguros en su entorno educativo. Estos niños a menudo sienten ansiedad o incluso miedo y muchas veces lo expresan en la escuela. Por tal motivo es necesario levantar la conciencia de los maestros para que les ayuden a superar dichos temores.

Si un niño se encuentra en un entorno nuevo, en un país cuya lengua desconoce o la conoce muy poco, y tiene que asistir a clases con sus compañeros que han crecido y han vivido toda su vida en dicho país, no es extraño que se sienta incómodo e incluso frustrado. Tiene que prestar atención en clase, recuperar las clases perdidas y seguir el ritmo de los demás. Es lógico que vaya un poco más despacio y que necesite dedicarle más tiempo al aprendizaje que sus compañeros. Por suerte, tiene www.rincondelvago.com para que le ayude en este proceso tan exhaustivo.

Sin embargo, los maestros también desempeñan un papel muy importante en la inserción de los niños inmigrantes en el nuevo entorno escolar y deberían darles todo el apoyo necesario para que se sientan más seguros.

Lo primero que un maestro debería hacer es mantenerse informado. Esto es, conocer en todo momento los derechos de los inmigrantes, que cada uno de ellos tiene el permiso legal para estar en el aula. De igual modo, es bueno recordarles siempre que están en el lugar adecuado y que, estando con sus maestros, deben sentirse seguros.

Además, es bueno dejarles a los mismos alumnos la oportunidad de expresarse. Es decir, saber cómo se sienten ellos de verdad, cuáles son sus miedos y sus inseguridades, con el objetivo de llegar juntos a la mejor solución.

De igual modo, es verdaderamente importante que los maestros intenten hacer ejercicios de relajación. Hay varios tipos de dichos ejercicios, algunos están más orientados hacia el cuerpo y otros hacia el alma. La elección depende mucho del perfil del alumno, pero entre las cosas que se pueden hacer están distintos ejercicios de respiración o yoga. Hay que destacar que es bueno que esto sea opcional, puesto que en algunos alumnos podría causar incluso más ansiedad.

Asimismo, hay que recordarles siempre que forman parte de un grupo. La sensación de pertenecer siempre produce buenos efectos.

Finalmente, hay que animar a los alumnos inmigrantes que vayan asumiendo que su nuevo entorno es su lugar seguro. Para ello es necesario involucrarles en la creación de un ambiente orientado hacia las relaciones entre los alumnos, los maestros y otros empleados de la escuela. De tal manera dejarán de sentirse ansiosos dentro del grupo y no solo eso; si llegan a participar activamente en la creación de dicho entorno, desarrollarán también el mencionado sentimiento de pertenencia y así se sentirán más seguros.

Acerca de @Periodisticos 7609 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*