“Como agua para chocolate”, versión Mediaset, por @LorenaCan0

Primero fueron las Mamá Chicho en los años 90. Luego Crónicas Marcianas, donde la bajada de pantalones “noche sí noche también” de Boris Izaguirre, se quedaba en poca cosa comparado con escenas como la de la periodista del corazón Carmen Hornillos bañándose en un jacuzzi medio en pelotas en pleno plató. Y luego llegaron formatos tipo Aquí hay tomate, Mujeres, hombres y viceversa o todas las variantes de Sálvame (que no paso a citar porque entonces no acabaría este post) con los que creíamos haberlo visto todo en cuanto a escarnio y humillaciones varias. Bueno, pues no. 
Aún había más, lo que pasa que tenía que llegar la temporada baja en términos televisivos (la alta en cuestión de vacaciones) para que a las mentes pensantes de Mediaset se les ocurriera crear un nuevo formato sólo apto para casposos con un giro inesperado en la búsqueda desesperada del alza de la cuota de pantalla: la carnaza. 
Campamento de verano / Foto: Telecinco
Pues sí, Campamento de verano se ha cubierto de gloria aunque lo único que pretendiera fuera cubrir, pero de chocolate, a una concursante en bikini para subir las audiencias. Una escena que muchos medios ya han tachado de machista, sexista y humillante para la mujer, que en pleno directo se niega a tal “jueguecito”, y que el presentador justificaba diciendo que “nosotros lo único que queríamos era endulzarle un poco la noche a Noemí. De hecho, teníamos pensado que sus compañeros disfrutasen también de la sorpresa ayudando a Noemí a desprenderse del chocolate,  incluso a lametazos”. Pero lo mejor no es eso, sino los aplausos enfurecidos del público después de la intervención del conductor, aunque lo que realmente interesa a la cadena son los aplausos de los patrocinadores, que ya han ido saliendo del campamento en fila india después del espectáculo.

El primero en abandonar el patrocinio ha sido Burger King, que mediante un comunicado el pasado viernes en su cuenta de Facebook, alega no querer relacionarse “con ningún formato que contenga actitudes machistas, denigrantes o que puedan llegar a herir la sensibilidad de los espectadores”. El segundo que le ha seguido ha sido Mutua Madrileña, que tras la petición de más de 30.000 ciudadanos a través de la plataforma Hazte Oír, pide a todos los anunciantes, entre los que están ING, Coca-Cola, Minute Maid, Amena y Orange, que dejen de patrocinar el espacio.

Por su parte, el Consejo del Audiovisual de Cataluña ya está estudiando si el programa de Telecinco ha incurrido en la emisión de imágenes sexistas o vejatorias para la mujer. Hombre, es Telecinco, qué quieren…Y se lo dice una mujer.


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*