Comentarios a La Declaración de Roma, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

No estoy contento con los actos de celebración del 60 aniversario de los Tratados de Roma (1957). En realidad, ¿qué ha sido lo más destacado? ¿Los preámbulos? ¿La Declaración de Roma? ¿El epílogo? Los preámbulos ya los comentamos en  el post anterior. En cuanto a la Declaración de Roma, firmada el día 25 de marzo por los Jefes de Estado o de Gobierno de los 27, diré lo siguiente: 1. Es una Declaración apresurada, como atinadamente  señala Eliseo Oliveras en su artículo publicado en El Periódico el día 19 de marzo: " El texto de de la Declaración de Roma aún se está negociando, debido a las divergencias entre Europa occidental y oriental...". 2. Algunos países ha firmado la Declaración con la "nariz tapada": Grecia, por las escasas alusiones a los trabajadores en particular y a la Europa social en general. Polonia cuestiona, oficialmente, la Europa a varias velocidades; en la práctica, parece que el gobierno polaco quería "castigar" a las instituciones europea por la reelección de Donald Tusk como presidente del Consejo Europeo sin contar con el beneplácito del gobierno polaco.
Manifestación en Londres, el pasado 25 de marzo, a favor de la UE 3. Es, en muchos aspectos, una Declaración pomposa y hueca. Si en el Libro Blanco sobre el futuro de Europa aparecen al menos ciertos atisbos de autocrítica (por ejemplo: "para demasiada gente, la UE no estuvo a la altura de sus expectativas al enfrentarse a la peor crisis financiera, económica y social de su historia"), en esta Declaración se sustituyen por frases como "Nosotros, los dirigentes de 27 Estados miembros y de las instituciones de la UE nos sentimos orgullosos de los logros de la UE"  o "Hemos construido una Unión única...con niveles de protección social y bienestar sin precedentes".  4. Es una Declaración que habla de hacer "una Europa más fuerte", pero no establece una hoja de ruta para una Europa más democrática, ignorando que los europeos critican que, muchas decisiones que antes tomaban los parlamentos nacionales, ahora se toman en "Bruselas" por una serie de instancias que no tienen que responder ante el Parlamento Europeo: ¿hay que poner ejemplos? 5. Es una Declaración que recoge la necesidad de "culminar la Unión Económica y Monetaria; una Unión en que las economías converjan...". Desde la crisis de 2008, las economías de los 27 son cada vez más divergentes y no se ha trazado en estos diez años ningún plan para culminar la UEM: ¿Por qué tenemos que creérnoslo ahora?  En cuanto al epílogo, tan solo señalar que hoy, día 29 de marzo, cuatro días después de la Declaración de Roma, el gobierno británico de Theresa May ha activado el Brexit. Ahora podemos entender mejor la crónica de Pablo R. Suanzes: "La Unión llega a su esperada fiesta por su 60 cumpleaños con un ambiente más de funeral que de aniversario".

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*