Caos en Bolivia: los medios de comunicación, blanco de agresiones y desamparados, por Reporteros Sin Fronteras (@rsf_es)

Evo Morales bolivia

Bolivia, inmersa en una crisis política, se hunde en el caos, mientras los ataques a la prensa se multiplican. En las últimas semanas se han registrado actos de intimidación, acoso, amenazas, agresiones físicas y robo de equipo a periodistas. El vandalismo ha llegado a los medios de comunicación y algunas estaciones de radio y televisión han sido censuradas. Desde el 20 de octubre de 2019, fecha de las elecciones presidenciales, RSF ha registrado al menos 30 casos de violaciones a la libertad de prensa. En medio de una situación de extrema polarización, tanto los medios de comunicación cercanos a Evo Morales –blanco predilecto de los partidarios del cambio de gobierno– como la prensa de oposición, se ven atrapados en un fuego cruzado y en condiciones de gran vulnerabilidad.

El 9 de noviembre pasado una turba incendió una estación de transmisión del canal de televisión Unitel en El Alto, ciudad vecina de La Paz, la capital. Ese mismo día, periodistas y colaboradores de los medios de comunicación estatales Bolivia TV y Radio Red Patria Nueva tuvieron que abandonar la redacción cuando unos manifestantes cercaron el edificio. Bajo amenazas tuvieron que dejar de transmitir sus programas. Por otra parte, el director de la radio (comunitaria) de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, José Aramayo fue tomado como rehén y atado a un árbol.

La noche del 11 de noviembre, en La Paz, manifestantes incendiaron la casa de la periodista Casimira Lema, presentadora de un noticiero de Televisión Universitaria (TVU). TVU ya había anunciado que interrumpiría temporalmente su trabajo por las intimidaciones que padece. Algunos medios de comunicación, como el diario Página Siete y el canal Red Uno tomaron la misma decisión para proteger a sus periodistas y empleados.

Leer más

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*