Cambio de estrategia: el público paga por la información de calidad, por @aprensamadrid

Media-tics.com.- En pleno auge de la posverdad, los ciudadanos han visto cómo las redes sociales y sus contenidos no verificados son capaces de contaminar la información y han decidido refugiarse en marcas de calidad. O al menos así se desprende de los datos de algunos grandes diarios estadounidenses: el “New York Times” ha añadido 267.000 nuevos suscriptores en el cuatro trimestre de 2016, la mayoría después de la victoria de Trump en las elecciones de noviembre. Ya cuenta con 1,6 millones de suscriptores en su edición digital, un 47% más que la suma de los que había en 2013 y 2014. El “Washington Post”, por su parte, ha crecido un 75% en 2016. Solo en enero de este año ha sumado un 30% de nuevos abonados respecto a noviembre. El “Wall Street Journal” ha crecido en 110.000 suscriptores en los últimos meses de 2016: ya tiene un millón de suscriptores digitales, más de la mitad del total de abonados a esta cabecera.

Muchos analistas ven detrás del aumento de estas cifras una reacción del público ante el auge de las noticias falsas, materializadas en las victorias del “brexit” y de Donald Trump. Los medios lo ven como una posible tabla de salvación para sus negocios: en el cuarto trimestre de 2016, las ventas de publicidad impresa cayeron un 20% en el “New York Times”, un 15% en el “USA Today”, un 29% en News Corporation (en sus diarios británicos “The Sun” y “The Times”), un 20% en el “Wall Street Journal” y un 12% en los periódicos australianos de Dow Jones. También “Financial Times”, “Los Angeles Times” y el “Chicago Tribune” han reportado caídas. Y lo peor de todo es que la tendencia seguirá en negativo: según Magna Global, el gasto en publicidad en periódicos caerá un 8% al año hasta 2021.

Leer la información completa en Media-tics.com

Leer más en la web de la APM>>

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*