Cada vez somos menos independientes, por @FeSPeriodistas

El último informe de la APM señala que “el periodismo suspende en lo que a independencia se refiere”. Entre el 75 y el 80% de los escuestados reconoce sufrir y ceder a las presiones.

El Informe Anual de la Profesión Periodística dado a conocer la semana pasada por Asociación de la Prensa de Madrid (APM); demuestra que el respeto de las empresas periodísticas por sus trabajadores sigue a la baja.

El informe no duda en afirmar que “Si hablamos de condiciones profesionales, el periodismo suspende en lo que a independencia se refiere. Los propios periodistas cifran en un 4,2 sobre 10 el grado de independencia con el que ejercen su trabajo: el 75% de los periodistas contratados reconoce ceder a las presiones, mientras que la cifra alcanza el 80% en los autónomos. Mientras que la confianza de la gente en los medios de comunicación se cifra en un aprobado justo, con un 5,5. 

Por último, los periodistas tienen claras cuáles son sus principales preocupaciones: El paro y la precariedad laboral es el principal foco de inquietud con un 57%, muy por debajo de la mala retribución con un 14%, la falta de independencia política con un 12% y la falta de neutralidad con un 6%.

El informe de la APM señala que “Los datos de este año -no muy diferentes de los obtenidos en ejercicios anteriores- muestran que en ambos casos las notas en confianza e independencia apenas rozan o superan el aprobado.

Por lo que serefiere a la confianza de los usuarios, y según la información recabada por la APM a través de una encuesta nacional sobre el impacto del periodismo, puede decirse que ha mejoradoun poco, ya que se ha situado en 5,5, dos décimas por encima de la puntuación del año pasado.

Más adelante aporta que “Si lo que se observa es la valoración que los periodistas hacen del grado de independencia con el que trabajan, la nota este año ha descendido de nuevo -de un 4,3 a un 4,2- y es importante señalar que en las cuatro ediciones de este informe los periodistas nunca se han dado una nota de aprobado. Por otra parte, las variaciones respecto a la calificación de independencia son insignificantes entre hombres y mujeres y desde los profesionales más jóvenes a los de mayor edad.”

Las tres primeras causas de este estado de cosas son, para los encuestados y este orden, los intereses políticos de los periodistas y los medios; los intereses económicos de las empresas de medios y la falta de independencia de los periodistas y de los medios.

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*