Buscando pistas tecnológicas, por @CarlosPenedoC

Asistimos a una profusión de comunicación sin contenido y de contenido sin comunicación. Buena parte de los mensajes que se intercambian no tienen excesiva sustancia; y al mismo tiempo ámbitos profesionales y económicos de gran relevancia se manejan sin conceder importancia a la comunicación, intercambian ladrillos y se sorprenden luego de cómo su visión de la realidad no ha sido entendida y recogida por los mortales.
Este segundo párrafo que ahora comienza es más flojo, he decidido escribir un párrafo sustancioso -los impares- y en el siguiente explico algo del anterior o directamente desbarro. La teoría del primer párrafo me la encontré escrita en una libreta, pero sin autor, supongo que la frase es mía como su soporte. Tiene sus matices:  no toda la comunicación es intercambio de información, mucha es simplemente para establecer contacto y sentirse acompañado; y en la comunicación  hoy aparecen con fuerza las emociones, hay una auténtica pasión por el storytelling y otros parientes, que nos puede llevar a la niña de Rajoy (debate en TV con ZP en febrero de 2008) y a otros inventos importados que no tienen por qué funcionar en territorio nacional. A propósito de esto hace poco leí que la niña de Rajoy había quemado sus cuentos y se entretiene ahora con sus rotuladores haciendo pancartas.
Para los que nos dedicamos a la comunicación -párrafo tres, impar, serio- es importante identificar tendencias de futuro, por curiosidad profesional y salud laboral, y un camino posible es analizar indicios tecnológicos. Las empresas de este sector de las TIC tienen un interés interesado en analizar y vislumbrar tendencias, y financian fundaciones con ese fin y publican anuarios repletos de datos.
Un ejemplo de lo anterior -párrafo par- se produjo hace unas semanas, cuando coincidimos en un mismo espacio físico y temporal de la calle Fuencarral de Madrid César Alierta, Eduardo Zaplana y yo, una concentración de energía que no provocó pequeños agujeros negros capaces de hacer desaparecer el planeta, como se temía con el acelerador de partículas, sino que era simplemente el marco de la presentación del anuario "La Sociedad de la Información en España 2012". A continuación mezclo algunas de las tendencias que destaca la Fundación Telefónica filtradas o deformadas por mi visión personal (considérense los puntos siguientes como párrafo impar):
  1. La crisis afecta también a la sociedad de la información: en 2012 bajó la facturación en telefonía fija, en telefonía móvil, en banda ancha fija y en servicios audiovisuales.
  2. Multiacceso: además de la conexión a Internet desde un puesto fijo y único, el acceso se diversifica y a través del teléfono móvil se ha triplicado en un año (del 14% al 43%). Las tabletas crecen mucho pero aún representan sólo el 2,7% del acceso a Internet.
  3. El usuario se ha apropiado de la tecnología,  nos dicen, en el sentido de que se utilizan dispositivos distintos según la hora del día, destacando el portátil y los smartphones. Nos cuentan también que las descargas de contenidos se han ralentizado a favor del consumo online y el manejo de información en la red o en nubes.
  4. La cuarta parte de los usuarios españoles de Internet, unos seis millones de ciudadanos, está permanentemente conectados. La tecnología nos permite hoy el intercambio de información y mensajes permanentemente, y en este campo destaca la tendencia a la baja de los mensajes SMS y el crecimiento intenso de la comunicación a través de microblogging (Twitter), mensajes a una red social (Facebook) y mensajes instantáneos (Whatsapp). 
  5. Administración y Gobiernos se intentan hacer más transparentes, y el ciudadano se lo exige.
  6. Smartphones, centro de la vida digital. En España utilizan estos dispositivos el 63% de los usuarios de móvil, el porcentaje más alto de la UE (la realidad no hay que criticarla, porque va a seguir tozuda, hay que analizarla).  
  7. Generación de cantidades ingentes de contenidos y de la infraestructura que los soporta. Se estima que el 90% de los datos almacenados en el mundo actualmente se han generado en los últimos dos años. La fibra óptica en España se ha duplicado en 2012 (algo no nos han contado porque llevo 20 años viendo tapas de Madritel en la acera, aunque parece que no ha reventado hasta ahora). Presente y futuro del llamado Bigdata, almacenamiento, gestión, análisis de un volumen tremendo de datos.

Juan Gris, "Verres, journal et bouteille de vin",
de la Colección Cubista de Telefónica .

Sugerencias



Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*