Buenas noticias de Europa, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

España es la cuarta potencia de la zona euro. Sin embargo, debido a esta interminable crisis, España está infrarrepresentada en las instituciones europeas. Por lo menos en lo que a altos cargos se refiere. Lejos quedan los tiempos en los que Manuel Marín ejercía como Vicepresidente de la Comisión Europea (1985-1999), Javier  Solana como Alto Representante de la Política Exterior Europea (1999-2009) o en los que Enrique Barón Crespo (1989-1992), José María Gil-Robles (1997-1999) y Josep Borrell (2004-2007) eran Presidentes del Parlamento Europeo.
Todo ello por no hablar de otros españoles que han ocupado los más altos cargos en instituciones europeas: Gil Carlos Rodríguez Iglesias, Pascual Maragall (Presidente del Comité de Regiones en 1996-1998), Carlos Ferrer o Juan Manuel Fabra. Desde que en 2012 González Páramo saliese del Comité Ejecutivo del BCE, España se había quedado prácticamente sin altos cargos en la UE, a excepción del  muy cuestionado Miguel Arias Cañete, miembro de la Comisión Europea (la palabra "comisario" me parece horrenda y de connotaciones siniestras).  La situación empeoró en 2015, cuando el gobierno del PP se movilizó a fondo para conseguir la presidencia del Eurogrupo, puesto que finalmente conseguiría el portugués Vítor Constancio. En 2018, parece que las cosas están empezando a cambiar para España:  En enero recibíamos, no sin controversia, el nombramiento de María Elósegui como magistrada del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
   Jean Claude Juncker,  Presidente de la Comisión, y Clara Martínez Alberola, Jefa de Gabinete Apenas un mes después, se anunciaba que el próximo día 1 de junio Luis de Guindos tomará posesión como Vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) y, solo con unos días de diferencia, nos llega el nombramiento de Clara Martínez Alberola como Jefa de Gabinete del Presidente de la Comisión Europea. Además, si la jugada no sale mal, Emma Navarro sustituirá a Román Escolano en una de las vicepresidencias de Banco Europeo de Inversiones (BEI). Pero como la dicha nunca puede ser completa, casi al mismo tiempo del nombramiento de Martínez Alberola, nos llega la noticia de que Elena Valenciano no ha recibido el visto bueno de su partido (PSOE) para la presidencia de los socialistas en el Parlamento Europeo, integrado por 190 eurodiputados de 28 países.  

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*