Blogs

Somoano boys, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

¿Seguís con asiduidad los telediarios? Yo hace tiempo que dejé de seguirlos. No sé si fue cuando empecé a familiarizarme con Internet o cuando me dí cuenta de que los telediarios hablaban cada vez más del tiempo, de los deportes o de sucesos.

Tal vez por este motivo, cuando ocasionalmente veo ahora un fragmento de alguno de ellos, me llama la atención la cantidad de sandeces que pululan hoy por nuestros telediarios.

Claro que podéis decir que esto son opiniones particulares y que sobre gustos no hay nada escrito. Pero es que no lo digo yo. Es el propio Consejo de Informativos de RTVE el que ha elaborado un informe en el que critica la "trivialización y banalización de los informativos".
Ya hemos lamentado en anteriores ocasiones el abandono de la televisión pública . Mal estuvo la "era Urdaci". Pero nos temíamos lo peor después de las declaraciones de Cospedal en 2011 criticando la falta de imparcialidad (hacia el PP) de los informativos de TVE.
Ahora, los Somoano boys -no contentos con degradar Informe Semanal- pretenden dar consejos a los parados para calmar su estrés acercándose al altar, nos hablan de la ropa provocativa de nuestras chicas, nos anuncian que ya ha empezado el otoño y tenemos que ir guardando la ropa de verano...
Todo ello, barruntamos, para hablar menos de Bárcenas, de la huelga de basuras en Madrid o del intento de silenciar la entrevista de Rajoy en Bloomberg.
Los ciudadanos merecemos una televisión pública a la altura de las circunstancias y unos telediarios dignos. Y el Consejo de Informativos de RTVE, una dirección de idénticas características.

...

Blogs

Heterodoxos, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

El último número de la revista Andalucía en la Historia (AH) repasa las biografías de diez destacados heterodoxos andaluces de la Edad Moderna y Contemporánea.

No todos han alcanzado el mismo grado de popularidad o heterodoxia.

A manera de presentación:
Antonio del Corro, fue defensor de la tolerancia religiosa en el siglo XVI, cuando la Inquisición campaba a sus anchas; José Marchena, afrancesado y servidor de José I Bonaparte, en medio de la patriótica Guerra de Independencia.

Blanco White, para el que la disidencia es "la característica suprema de la libertad"; María del Carmen Silva (Madmoiselle Robespierre), que liberó a soldados españoles apresados por el general Junot en Lisboa, durante la Guerra de Independencia;

Mendizábal, "el maldito judío" responsable de la Desamortización española; Fermín Salvochea, "heterodoxo entre los heterodoxos" que evolucionó al final de su vida hacia el anarquismo.
Blas Infante, "el padre de la patria andaluza"; Luis Cernuda, "español a la manera de de aquellos que no pueden ser otra cosa"; Helios Gómez, de procedencia gitana y anarquista; Isabel Álvarez de Toledo, la Duquesa Roja; Epílogo: el 15-M.
El dosier ha sido coordinado por Carlos Arenas Posadas que, al buscar elementos comunes en estas biografías, afirma:
"...estamos ante lo que desde una perspectiva ortodoxa podríamos llamar 'perdedores': una derrota, por otra parte, libremente elegida al renunciar muchos de ellos a la posibilidad de una vida sin sobresaltos y más placentera.
La apuesta incluso obsesiva por la independencia de criterios requirió de grandes dosis de valentía personal pese a la conciencia de los enormes enemigos que se les enfrentaban: el poder caciquil, la Iglesia, la academia, el qué dirán, las cerriles instituciones grabadas a sangre y fuego en la cabeza de los andaluces".



En mi opinión, es posible añadir otro elemento común a las biografías de estos heterodoxos: su dimensión europea. He aquí un apunte:
Antonio del Corro (1527-1591), perseguido por la Inquisición, llegó a Ginebra en 1557, colaboró con los calvinistas de Burdeos y Touluse (1559-1562), se estableció en Amberes en 1566. En 1567, el Duque de Alba entraba en Amberes y del Corro huía a Londres.
José Marchena (1768-1821), fiel servidor de José I Bonaparte y, tras la derrota de las tropas de Napoleón, tuvo que abandonar España en 1814. Regresa en 1820, tras el Pronunciamiento de Riego y "pronto se alzó como una de las voces más conspicuas del liberalismo".
Blanco White (1775-1841), se exilió a Inglaterra en 1810 y es el autor de Letters from Spain (1822), "uno de los textos cardinales acerca de la condición social, intelectual y moral de la península a caballo entre los siglos XVIII y XIX".
Madmoiselle Robespierre, tuvo que huir a Inglaterra con el retorno de Fernando VII (1814). En Londres, junto a su marido, pone en marcha el periódico El Español Constitucional.
Juan Álvarez de Mendizábal (1790-1853), no ocupó cargos políticos importantes durante el Trienio Liberal, pero tuvo que exiliarse cuando los "Cien mil hijos de San Luis" restablecieron en España el absolutismo (1823).
Fermín Salvochea (1842-1907), "marchó a Inglaterra para continuar el aprendizaje mercantil y perfeccionar su inglés...Cuando regresó no estaba impregnado de los grandes principios del mercantilismo sino de republicanismo, igualitarismo, ateísmo e internacionalismo".
Luís Cernuda (1902-1963), según Javier Aristu "el más europeo de nuestros poetas", se estableció en el Reino Unido en 1938, donde recibió influencias de la lírica inglesa (Blake, Browning, Keats y T.S. Eliot). Así mismo, había recibido la influencia de la lírica francesa (Mallarmé, Baudelaire, Gide) en una estancia en la universidad de Toulouse durante el curso 1928-1929.
De Helios Gómez (1905-1956), ilustrador que sobresale por sus carteles de guerra, destaca "su cosmopolitisimo -París, Berlín, Moscú".
Isabel Álvarez de Toledo, la Duquesa roja, ( 1936-2008), se puso en 1967 al frente de una manifestación de vecinos de Palomares (Almería), donde cayeron cuatro bombas nucleares. Tras nueve meses de cárcel, se establece en Hasparren (Francia) y edita su trilogía (La Huelga, La Base, La Cacería) en París.
El artículo que cierra el dosier, se abre con la siguiente pregunta: El 15-M ¿Una heterodoxia colectiva?

...

Blogs

Un Parlamento, una sede, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

Mañana, martes 19 de noviembre se debatirá -y el miércoles día 20 se votará- en el Parlamento Europeo una resolución en la que se afirma que "El Parlamento Europeo sería más eficiente, rentable y respetuoso con el medio ambiente si estuviese situado en un único lugar".

El debate no es nuevo. En el Tratado de Amsterdam (1997), se establece que el Parlamento Europeo tiene dos sedes:
Una en Estrasburgo, donde se celebran "los 12 períodos parciales de sesiones plenarias mensuales" y otra en Bruselas, donde se reúnen las comisiones del Parlamento Europeo y se celebran el resto de las sesiones (1).
La crisis -que tantas cosas ha alterado en la mecánica de la UE- ha puesto también de manifiesto la irracionalidad de un sistema en el que más de 700 parlamentarios deben desplazarse, con toda su impedimenta, una semana al mes desde Bruselas hasta Estrasburgo (350 kilómetros).
En efecto, en los últimos años, las críticas se han disparado: Los ecologistas afirman que una sede única podría ahorrar entre 10.000 y 20.000 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera.
Los economistas calculan que el coste anual de esta trashumancia supera los 120 millones de euros, a lo que hay que sumar el mantenimiento de una sede (Estrasburgo) que solo se utiliza unos 50 días al año.
Los parlamentarios europeos -y Alejandro Cercas puede ser un reciente buen ejemplo- están hartos.
Los ciudadanos estamos más que hartos: hace poco nos prometían que la UE sería "la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de crecer económicamente de manera sostenible con más y mejores empleos y con mayor cohesión social".
Ahora nos piden una austeridad sin fin, mientras gastan el dinero por unos motivos históricos que ya nos quedan lejos. Desde europe@s nos unimos al coro de voces que reclaman una sede única para el Parlamento Europeo y esperamos con interés los resultados de esta votación.
------------
(1) A lo que hay que añadir que la Secretaría General del PE se encuentra en Luxemburgo

...

Blogs

Catecismo Erasmus, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

¿Qué es el Programa Erasmus?

Erasmus es un Programa de movilidad de estudiantes universitarios entre países europeos

¿Cuándo se puso en marcha el Programa Erasmus?

En el curso 1987-1988.

¿Qué es una beca Erasmus?

Es un dinero que reciben estudiantes y profesores universitarios de un país de Unión Europea, para estudiar en otro país de la UE.

¿Cuántos estudiantes se han beneficiado de una beca Erasmus desde 1987?

Unos tres millones de estudiantes europeos.

¿Son importantes las becas Erasmus?

Las becas Erasmus recibieron en 2004 el Premio Príncipe de Asturias "por ser uno de los programas de intercambio cultural más importantes del mundo".

¿De dónde sale el dinero de la beca Erasmus?
De la Comisión Europea (450 millones de euros al año); del Estado: el presupuesto de España es de 16 millones en 2013; y de las Comunidades Autónomas, que pagan una cantidad variable a cada alumno según sus "posibilidades": Cataluña, paga 200 € al mes; Andalucía, 270.

¿Cuánto dinero recibe un estudiante?
Depende. En España, la media son 320€; en Luxemburgo, 684.

¿Cuál es el problema de las becas Erasmus?
Con la crisis, los Estados están tratando de recortar no solo en Sanidad, Infraestructuras, I+D+I, Cultura...también en diversas partidas de Educación, entre las que se encuentra el programa Erasmus.

¿Cuánto se ha recortado?
El presupuesto de España en 2011 era 62,7 millones de euros. En 2013, el presupuesto es de 16 millones. El recorte es de 71%.

¿Cuál es el argumento de Wert para retirar la beca Erasmus a miles de estudiantes?
Wert prefiere becas más cuantiosas para menos estudiantes.

¿El criterio que quiere implantar Wert es irracional?
No. Algunos países de la UE siguen este criterio.

Entonces, ¿cuál es el problema?
El problema reside en que se ha tomado esta decisión con nocturnidad y alevosía, es decir, con el curso empezado.

¿Seguirá Wert en sus trece?
No. Wert ya ha rectificado.

¿Cuál es el motivo de esta rectificación?
La movilización de los estudiantes en las redes sociales , la recogida de 200.000 firmas en 48 horas, el rechazo de las Nuevas Generaciones del Partido Popular y de otras altas instancias educativas, como el rector de la Universidad de Granada.

¿Dimitirá Wert?
Esta ha sido la guinda de una crónica de una dimisión o de un cese anunciado


...

Blogs

Luis Valverde (2), por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

En esta segunda parte, el Prof. Valverde nos responde a una serie de preguntas relacionadas con su libro "Europa Pensamiento y Acción. 1945-2012".

Preguntata. Afirma usted en su libro que “son los Gobiernos nacionales los que han puesto en peligro el euro y no al revés”: ¿Cómo se explica que esté más extendida la versión opuesta?


Respuesta. Como he expresado anteriormente, han sido los Gobiernos nacionales los responsables de toda la crisis que estamos viviendo los ciudadanos.

En primer lugar, los Gobiernos, recortaron el Proyecto de Unión Económica y Monetaria, que era la base para tener un euro sin problemas.

En segundo lugar, relajando, después, las exigencias de los criterios del euro, como son unos topes de deuda pública y tasas de inflación reducidas, se endeudaron irresponsablemente y debilitaron sus propias economías nacionales y como consecuencia las del conjunto de la Zona euro.

Cuando la crisis se extiende y profundiza los Gobiernos en vez de asumir sus errores y sus responsabilidades, ante la opinión pública, culpan a Europa, al Banco central europeo, de sus problemas. Quieren que el Banco Central Europeo, pague sus deudas y sus irresponsabilidades.

Pero el Banco Central europeo somos todos los ciudadanos de la zona euro. Y lógicamente, los ciudadanos de todos los países deberíamos oponernos a semejante disparate. Pero no es así. Los medios de comunicación y ciertas corrientes políticas y de pensamiento defienden todo lo contrario.

Que el Banco Central Europeo pague todas las facturas e irresponsabilidades que han cometido los Gobiernos nacionales de Irlanda, Grecia, Portugal, España, Italia y otros. Es asumir la frase antológica de una ex Ministra española que dijo que “el dinero público no es de nadie”.

Esta burda opinión pública creada no tiene la más mínima base, aunque haya buscado el reflejo de enfrentar como siempre, izquierda/derecha, inversiones/recortes, nacionalismo/europeísmo, España/Alemania, o cualquier otro reduccionismo tópico populista.

Ningún ciudadano, independientemente de su nacionalidad o sus creencias políticas, debería haberse dejado embaucar por semejantes simplificaciones políticas.


Nadie que haya ahorrado con esfuerzo unos miles de euros, aceptaría que se tomasen esos ahorros para pagar las vacaciones al Caribe de su vecino, su coche todo terreno, su chalet en la playa y sus cenas con los amigos.

El Banco Central Europeo vela para que esos euros que posee cada ciudadano no se les degraden ni devalúen, ni simplemente los pierda.

En eso debería tener el apoyo de todos los ciudadanos. Pues representa el interés general de todos.

Los ciudadanos que les estafaron vendiéndoles activos tóxicos, entienden bienque ellos no deben pagar, las fechorías, despilfarros, sobresueldos e irresponsabilidades, de los dirigentes de los bancos y de sus Asesores y Consejos de administración. A nivel general es lo mismo.

Pregunta. Los Gobiernos “prefieren la cooperación internacional, fuera del ámbito del Tratado de Lisboa”. Esta preferencia, ¿está más relacionada con la complejidad de los Tratados a la hora de tomar las decisiones rápidas que requiere la crisis o con el deseo de protagonismo de ciertos países?

Respuesta. Los Jefes de Gobierno son alérgicos a la Unión Europea. Sólo les preocupa ejercer el máximo de poder y con el mínimo de controles. Avanzar en la Construcción europea supone el traspaso de competencias esenciales de los Gobiernos nacionales a las Instituciones de la UE. Esto lo toman como una pérdida de poder personal, en vez de considerarlo, como la aceptación de un Gobierno compartido en el seno de las Instituciones europeas.

En un Tratado Internacional los Gobiernos mantienen sus competencias, sin intervención de las Instituciones de la UE, Comisión, Parlamento, Consejo y Tribunal de Justicia.

Un Tratado internacional se inscribe en un proceso de cooperación. Un Tratado de la UE, es un proceso de integración. Hay por medio un abismo político e institucional.

Pregunta. Describe usted a Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea “siempre comedido” y “hasta pusilánime”: ¿Se debe a la personalidad de Barroso o al deseo de los Jefes de Estado o de Gobierno de recortar el papel de la Comisión?

RespuestaUno de las originalidades constitucionales más importantes de las Instituciones de la UE, está en el papel que juega la Comisión Europea. Es ante todo el Gobierno de Europa. Un Gobierno que actúa colegiadamente. Donde los miembros, no han sido designados por el Presidente y por tanto tienen plena independencia. Esto es todo lo contrario a lo que representan los Gobiernos nacionales. Esta es otra de las claves por la que los Jefes de Gobierno no aceptan de buen grado a la Comisión europea. Ya de entrada su mera existencia está representando que es posible organizar gobiernos eficaces y democráticos, que representen los intereses generales y tengan una composición política muy heterogénea, donde están representadas todas las opciones políticas y cuyos miembros no dependen de su Presidente.

Por otro lado, los Gobiernos intentan hacer sombra y entorpecer el trabajo de la Comisión a través del Consejo Europeo, que no puede olvidarse que era una Institución que no estaba en los Tratados fundacionales de Roma, pues se consideró que los jefes de Gobierno tienen su legitimidad a nivel nacional, pero que a nivel europeo las responsabilidades las ejercen las instituciones originales, Comisión, Parlamento, Consejo.

Otra forma que tienen los Gobiernos para debilitar a la Comisión es nombrar a un Presidente que les asegure docilidad y pocas iniciativas por su cuenta. Tony Blair en sus Memorias, confiesa que apoyó a Durao Barroso para la Presidencia de la Comisión porque confiaba en que no crearía problemas a los Gobiernos.

Pregunta. Afirma que, a raíz de la crisis, “Los medios, durante meses, se han ocupado de Europa como nunca”. Sin embargo, los prejuicios (europeos del Norte y del Sur; trabajadores y perezosos, etc.), la xenofobia y el racismo se han extendido: ¿Hasta qué punto los medios son responsables de que se esté creando “una opinión pública desorientada”?

Respuesta. Efectivamente, la presencia de Europa, sus Instituciones y sobre todo el Consejo Europeo, el euro y el Banco Central Europeo, ha alcanzado categoría de tema de tertulias. Esto que podría haber sido la gran oportunidad para la construcción europea, se ha transformado en un gran ventilador de euroescepticismo, cuando no de rechazo a lo que representa la UE y sus ideales y objetivos, que han sido totalmente olvidados.

Realmente no se ha hablado de Europa, si no de la “No-Europa”. Los protagonistas han sido el Consejo Europeo y los Presidentes de Gobierno. Para estos ha sido fácil recurrir a la fibra del nacionalismo. Los propios Gobiernos en dificultades, en vez de afrontar sus propias responsabilidades, han desviado las críticas a Europa, sus instituciones y sobre todo al Banco Central Europeo. “Tenemos que hacer recortes porque los exige Bruselas”. “ No podemos hacer inversiones porque Bruselas no nos da dinero ni lo permite”. También se ha recurrido al enfrentamiento entre países. “La señora Merkel, que además es alemana, se opone”. “Alemania gana, España o Grecia, pierde”. Con estos mensajes multiplicados por los medios, son recogidos por los ciudadanos indignados, y con razón, pero se desvía su cólera hacia el exterior, hacia el extranjero, hacia Bruselas o Alemania. Da igual. Puro reflejo nacionalistas. En otra época en lugar de manifestaciones hubieran enviado a los soldados contra el enemigo extranjero.

Realmente no se habla de los problemas institucionales pendientes. Se habla de problemas nacionales. Sin ir más lejos, el lunes 1 de octubre era entrevistado el Comisario Almunia, en radio nacional, prácticamente todas las preguntas se centraban en las pequeñas e intrascendentes asuntos de política nacional, que es lo que les ocupa diariamente. Sin embargo, han desperdiciado la ocasión de hablar con profundidad de los principales problemas de Europa, teniendo la oportunidad de hablar con el Vicepresidente de la Comisión Europea, con extensas responsabilidades.

No creo que los contertulios hayan asumido bien lo que el Comisario europeo les ha dicho insistentemente. Su responsabilidad es hablar de los problemas europeos, de las miserias de la política nacional tienen a muchos políticos a su disposición.

Pregunta. Finalmente, usted afirma que “Los ciudadanos europeos están indignados con la Unión, con el euro y con la gestión de ambos”: ¿Cómo puede afectar esta situación a las elecciones del Parlamento Europeo de 2014?

Respuesta. A esa situación de desinformación se ha llegado dado que los Gobiernos nacionales no han asumido sus responsabilidades. El panorama tendría que haber sido radicalmente distinto. La crisis ha venido a demostrar lo que ya se sabía, que ningún Gobierno nacional es capaz de afrontar los problemas que afectan a sus ciudadanos.

Por eso, hoy como ayer, los Gobiernos nacionales han de ceder a las Instituciones de la UE las competencias necesarias para el Gobierno económico de Europa, ciertas competencias en políticas sociales y fiscales, así como competencias totales en el ámbito de la política Exterior y de Seguridad común.

Esto es lo que los ciudadanos deberían plantear en las próximas elecciones al Parlamento europeo. De esa forma los ciudadanos se corresponsabilizarían positivamente en la construcción europea, exigiendo a sus Gobiernos una postura leal con Europa y de realismo, cediendo a las Instituciones comunitarias los poderes que en manos de la Unión Europea, pueden proteger a sus ciudadanos.

En suma en las próximas elecciones las opciones políticas deberían coincidir en exigir “más Europa y no menos”. Lo contrario, plantearse opciones “progresistas/conservadores”; “Inversión frente a recortes” y otras simplificaciones, es secuestrar el auténtico debate, que sigue siendo “nacionalismo contra europeísmo”.

...

Blogs

(e)Lecciones alemanas, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

Algunos de los resultados de las elecciones alemanas, celebradas la semana pasada, no ofrecen discusión:

El éxito del centro-derecha (CDU/CSU), el Partido Socialdemócrata (SPD) se consolida como segunda fuerza política, el desplome de los liberales (FDP), el ascenso de La Izquierda (Die Linke), un ligero retroceso de Los Verdes (Die Grünen), mientras que los euroescépticos de AfD no han conseguido entrar en el Bundestag.

El análisis de estos resultados, sin embargo, tal vez debería hacerse más despacio:
1. Algunos medios han calificado de "espectacular victoria de Merkel" (311 escaños), pero la suma de escaños de los partidos de izquierda "derrotados" (SPD, Die Linke y los Verdes) hace un total de 319 escaños.
Hay que recordar que en las elecciones de Andalucía de 2012, el PP obtuvo más escaños (50) que el PSOE (47) y que IU (12), pero las caras de Arenas, Montoro y Báñez y los tímidos aplausos de sus seguidores constituían el anuncio de una más que previsible coalición de izquierdas en Andalucía.
2. Esta "espectacular" victoria de Merkel, por otra parte, llevado a algunos analistas a vaticinar la reedición la grosse koalition (2005) de Merkel con el SPD.
En europe@s, queremos recoger y debatir la propuesta de Paralelo 36 Andalucía:

"Pedimos que con urgencia las fuerzas políticas españolas, PSOE, IU, ICV, Compromìs EQUO, ANOVA, Cha, IV…, envíen a sus homólogos alemanes (SPD, Die Linke y Die Grünen) un llamamiento contundente y decidido para que pacten un gobierno alemán por una nueva Europa. La Europa de la democracia y los derechos..."


3. ¿Es Merkel europeísta o antepone los intereses de Alemania? Aunque en este aspecto los analistas no se ponen de acuerdo, en su último mitin, Angela Merkel prometió "una Alemania fuerte en una Europa fuerte".
La pregunta a Merkel desde "el sur" es: ¿para qué queremos una Europa fuerte? Nosotros preferimos una Europa justa y solidaria.

...