Blogs

Contabilidad creativa en Defensa, por @CarlosPenedoC

  • Defensa gastó el año pasado un 40% más de su presupuesto
  • España dedicó 9.600 millones de euros a sus Fuerzas Armadas en 2012. El Gobierno dijo que serían solo 6.316

Artículo publicado originalmente en Estrella Digital, 29-5-2013.

De cada cinco euros que el Ministerio de Defensa gastó en 2012, dos no estaban presupuestados en origen y se incorporaron a mitad de ejercicio. No por conocido este hecho deja de llamar la atención: falta de transparencia, confusión en las cifras, victimismo originado sobre indicadores de gasto parciales; mala técnica presupuestaria; y con tendencia a empeorar.
El Secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, lo dijo claramente en su última comparecencia en el Congreso hace pocos días, en la que informó sobre los programas especiales de armamento que taparon la ejecución del presupuesto de 2012, motivo también del debate parlamentario que se despachó en cinco minutos: el Ministerio gastó en 2012 un total de 8.709 millones de euros y “en los Presupuestos Generales de 2012 se le asignó una dotación inicial de 6.316 millones de euros”. El resultado es un crecimiento del 38%. La diferencia es de 2.393 millones de euros, que equivale a 398.161 millones de aquellas pesetas.

Las cifras anteriores no incluyen a los organismos autónomos vinculados a Defensa, con un gasto cercano a los 900 millones de euros, que sumados al gasto final señalado por Argüelles nos da una cifra real de gasto en Defensa en España en 2012 en torno a los 9.600 millones de euros.
En origen tenemos el Consejo de Ministros de 30 de marzo de 2012, cuando el Gobierno aprueba los presupuestos tras la prórroga durante el primer trimestre de los de 2011. En ese momento Moncloa habla de 6.316 millones, y destaca una ”reducción de 351 millones en inversiones, fundamentalmente en Programas Especiales de Defensa”.
Por volumen económico, la incorporación mayor a los presupuestos del Ministerio a lo largo de 2012 fue el crédito extraordinario por importe de 1.782 millones de euros aprobado en el Consejo de Ministros de 7 de septiembre de 2012 “para atender al pago de obligaciones correspondientes a programas especiales de armamento por entregas ya realizadas”, argumentaba el Gobierno. El objetivo, se decía, era “atender la deuda acumulada con los proveedores de Defensa durante los años 2010 y 2011, así como los compromisos de pago de 2012 no contemplados en el presupuesto de Defensa”. La figura elegida para el crédito fue un Real Decreto-Ley.
Como ejemplo sintomático, lo sucedido en este apartado es que los fondos previstos para afrontar los programas especiales pasaron de 204 millones de euros en 2011 a 4,95 millones en el presupuesto inicial de 2012, en marzo de ese año el Ministerio de Industria libró 309 millones para compromisos del Eurofighter y en septiembre Defensa aprobó el citado crédito extraordinario de 1.782 millones; todo para hacer frente a unos compromisos de pago en 2012 de 2.370 millones. ¿Resultado? La confusión.
El segundo gran capítulo que se suele olvidar cuando se utilizan cifras de gasto en Defensa corresponde a los organismos autónomos, algo menos de 900 millones de euros en 2012 destinados, en su mayor parte, a financiar el Instituto Social de las Fuerzas Armadas –ISFAS- y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban Terradas –INTA-; también pertenecen a este grupo el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa –INVIED-, antaño buena fuente de ingresos para el Ministerio; el Servicio Militar de Construcciones; el Canal de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo; y el Organismo de Cría Caballar de las Fuerzas Armadas. Del presupuesto de Defensa desapareció en 2012 el Centro Nacional de Inteligencia, ahora adscrito a Presidencia.
Una tercera inyección económica al Ministerio no incluida en su presupuesto inicial partió del Fondo de Contingencia del Ministerio de Hacienda, 753 millones de euros destinados a cubrir los gastos en las operaciones en el exterior. Aquí destaca la participación militar española en la operación de la OTAN en Afganistán y de Naciones Unidas en Líbano, participación a la baja que el Ministerio cronometra para reducir su carga sobre el presupuesto, independientemente de la utilidad de nuestra presencia en esos escenarios.
La cifra real del gasto ejecutado desmonta gran parte de los argumentos utilizados para justificar un incremento de los recursos públicos destinados a la Defensa, probablemente infradotada en los últimos años para una potencia media con proyección internacional como es –o quería ser- nuestro país, pero que argumenta sobre cifras discutibles.

Los argumentos defectuosos que circulan con mayor éxito en el sector uniformado y no uniformado de la Defensa en España son los siguientes:

Un 75% del presupuesto se va en pagar nóminas

Tomando como referencia los 8.709 millones de ejecución real del presupuesto, al capítulo 1 le correspondieron 4.488 millones, lo que representa el 51% del total.

Descenso de un 25% del presupuesto desde 2008

Teniendo en cuenta el presupuesto ejecutado e incluyendo los organismos autónomos, el gasto en Defensa se incrementó en 2012 un 7,5% sobre 2011, lejos del recorte del 8% con el que fueron presentados sus presupuestos. La evolución seguida desde el máximo histórico en 2008 es de un descenso modesto y bastante menor que el sufrido por otros ministerios. Tomando el capítulo 6 de inversiones, la cifra de 2012 que pasó de 2.800 millones supera la de 2008, si bien el secretario de Estado argumenta que sirvió para pagar compromisos de años anteriores.

España destina un 0,6% del PIB a Defensa

Si tuviéramos en cuenta la cifra mencionada de 8.709 millones, ya se elevaría al 0,9% del PIB. Los más prestigiosos estudios sobre gasto en Defensa a nivel internacional, ya sea el Banco Mundial, el sueco SIPRI o la propia OTAN, añaden también las pensiones de retiro del personal militar y civil (unos 3.000 millones de euros que aquí paga la Seguridad Social). Estas fuentes elevan el gasto español al 1,2% del PIB o algo superior, el doble del porcentaje reiterado hasta por responsables políticos del propio Gobierno.

ANÁLISIS - LA OPACIDAD NO CONVENCE

Defensa tiene un problema de financiación a raíz de los compromisos generados por los programas especiales de armamento durante los últimos 17 años, para pagar los programas en marcha y –más importante- para afrontar nuevo equipamiento que permita dar respuesta a nuevos riesgos a la seguridad (drones, ciberseguridad…).
El problema de la opacidad de sus cuentas es que no permite basar el debate político sobre cifras reales. Y la tendencia continúa. PedroArgüelles reconocía el pasado jueves en sede parlamentaria que el Ministerioseguirá recurriendo a créditos extraordinarios a mitad de ejercicio, y ya prevé para este año una inyección que rondará los 1.000 millones de euros: “Lo normales que estén fuera del presupuesto ordinario, porque eso da capacidad dediálogo y de negociación con las empresas que de otra manera se habría perdido,porque las empresas, sabiendo que teníamos en el presupuesto de defensa 1.500 millones

Tirana (Albania).

España realiza en Defensa un esfuerzo económico inferior a la inversión de las potencias nucleares, lejos de socios de la UE que duplican o triplican nuestra economía, todos ellos con recortes en marcha en personal,capacidades y presupuesto; pero no son nada desdeñables los 12.000 millones deeuros que salen de las arcas públicas.
En ocasiones parece que se quiere para España el gasto en Defensa de EE.UU. (4,5% del PIB), el espíritu nacional de la Albania comunista de Enver Hoxha y muchas veces se mira con recelo a los propios ciudadanos beneficiarios de la Defensa, ya que los españoles parecen tener poca conciencia de lo amenazante que es el mundo de hoy. Un planteamiento ajeno a la realidad presupuestaria y sociológica.
Se dice que el mundo militar es experto en planificación y organización de recursos, e incluso origen del sistema presupuestario español.Mal homenaje se brinda desde el Ministerio de Defensa a esta circunstancia con sus trampas contables. No parece el camino más aconsejable para trasladar a la opinión pública la necesidad de recursos públicos adicionales para nuestra seguridad.

Sugerencias

...

Blogs

Un recorte sin plan, por @CarlosPenedoC

Análisis

Un recorte sin plan, por Carlos Penedo

Artículo originalmente publicado en Estrella Digital, 23-5-2013.

El Ministerio de Defensa, a los 17 meses del cambio de Gobierno, ha hecho pública al fin la esperada reprogramación de los programas especiales de armamento
En líneas generales se habla de un agujero financiero de 36.000 millones de euros que admite matices millonarios: parte ya se ha pagado, parte no se ha recibido y parte nunca se va a recibir. El problema es que los presupuestos del Ministerio tendrían que hacer frente a un desfase financiero anual de 2.000 millones de euros que ni tiene actualmente ni fue previsto cuando se tomaron las decisiones, confiados en un escenario expansivo que llegado el momento resolvería el problema.
Por una parte, un efecto que podría considerarse positivo de la gravísima crisis económica y del desplome de los ingresos públicos que vivimos es que ha puesto fin a las inercias de la guerra fría en materia de suministro de equipos y material para los ejércitos.
El largo plazo de negociación, concepción y desarrollo de los programas de armamento provocaron que en los últimos 20 años España se embarcara en un proceso de adquisiciones adaptado a un escenario geoestratégico ya desaparecido: el caza europeo Eurofighter, los carros Leopardo, las cinco fragatas transoceánicas de la Armada –o antisubmarinas, o las dos cosas-, responden a un teatro que no es el del 2013.
A título de recordatorio, los compromisos financieros de este ambicioso ciclo de adquisiciones se generaron con 16.000 millones de euros de los programas aprobados en la Legislatura 1996-2000 (fragatas F-100, Eurofighter y carros Leopardo); otros 10.000 millones de la Legislatura 2000-2004 (principalmente aviones de transporte A400, submarinos S80 y helicópteros de combate Tigre); y otros 5.000 millones en las dos últimas legislaturas entre 2004 y 2011 (con los helicópteros NH-90 como programa más costoso).
Las paradojas de la política sitúan a Morenés hoy como ministro de Defensa y en la segunda mitad de los 90 como Secretario de Estado, cuando puso en marcha el sistema de adquisiciones que ahora ha crujido.
Es positivo que el Ministerio de Defensa se haya decidido al fin a tomar medidas para resolver un problema más que financiero, también de gestión, de organización, de política de Defensa e industrial. Con ello no hace más que sumarse a lo ya han hecho países cercanos y aliados como Reino Unido, Francia, Alemania e Italia, si bien todos ellos han suscrito acuerdos bilaterales o de cooperación con socio sinéditos por nuestra parte.
En nuestro caso, a la espera de las explicaciones del secretario de Estado o del propio ministro y del debate parlamentario, parece que hasta este momento se ha encontrado, quizá es lo que se buscaba, una respuesta casi exclusivamente contable.

En líneas muy generales, se reducen pedidos (tercera fase del Eurofighter, blindados Pizarro), se alargan plazos de entrega hasta después de 2015, se confía en la exportación nada menos que de la mitad de los A400 y el planteamiento “restablece la credibilidad ante nuestros socios europeos” y define “un escenario de optimismo” para la industria de Defensa a medio plazo, objetivos y logros estos últimos algo gaseosos.
Quizá la parte más positiva resida en el avance apenas esbozado hacia la centralización de la gestión en la Secretaría de Estado y la reducción de los órganos de contratación, los pasos hacia una agencia de adquisiciones que profesionalice el control de los programas y acabe con la dispersión actual de esfuerzos y responsabilidades entre servicios centrales del Ministerio, ejércitos y empresas.De la información facilitada por Defensa se traduce un esfuerzo de ingeniería financiera para reducir el impacto de estos programas en el déficit público, aplanar la curva de pagos y estabilizar unos compromisos por ejercicio de alrededor de 1.000 millones de euros, que tampoco podrían pagarse con el presupuesto ordinario del Ministerio, lo que requeriría nuevos créditos extraordinarios a mitad de año como sucedió en 2012.

Para llegar a este punto, en el año y medio transcurrido del actual Gobierno se han debido celebrar negociaciones a nivel internacional que han llevado a reducir los compromisos multinacionales firmados sin penalizaciones; negociaciones con los tres ejércitos porque presumiblemente van a ver reducido el control que hasta ahora tenían sobre los programas; negociaciones también con la industria, muy dependiente del Estado como cliente (Defensa e Interior) y abocada quizá ahora a financiar al Estado mediante el aplazamiento de pagos, en devolución de la generosa financiación a coste cero del propio Estado durante las últimas dos décadas. Sería del máximo interés conocer el proceso y los detalles de las negociaciones que han precedido a las medidas presentadas.
A la espera de los detalles, se ha completado el ejercicio de ingeniería presupuestaria de cuadrar unas cuentas que no soportaban el ritmo de los compromisos de pago.
Pero la Defensa supone mucho más que un ejercicio contable. Junto con los números se deben explicar las repercusiones sobre el empleo que tendrá la reprogramación anunciada, empleo importante por su volumen y aún más por su cualificación profesional; la incidencia sobre las capacidades industriales y tecnológicas que nuestro país ha logrado en las dos últimas décadas y cuáles se consideran irrenunciables; la adecuación de las capacidades militares a los riesgos que las justifican; una política industrial asociada a la Defensa; una política de Defensa asociada a la Exterior.
Parece claro que la crisis, y la necesidad de reformar instrumentos de gestión probablemente ineficaces antes incluso de la crisis, requieren medidas contables.
Pero la dimensión del reto obliga a una actuación de mayor coherencia, similar a la realizada en otros países como Reino Unido, donde se puso en primer plano una nueva estrategia nacional de seguridad, de la que derivar una estrategia de Defensa, priorizando riesgos y necesidades, y finalmente una revisión del gasto y los recortes y acciones relacionadas con los medios necesarios para cumplir lo anterior.
Aparentemente el proceso seguido aquí es inverso. La parte contable se impone a la estratégica a la que debe servir.

Sugerencias

...

Blogs

Neoalgo, Neomudéjar, Neoviejo, por @CarlosPenedoC

Biblioteca Nacional de Sarajevo.

Algo comparten el Parlamento británico y su Big Ben, la catedral de Colonia y la plaza de toros de Las Ventas: los tres son neo-algo desde el punto de vista arquitectónico o artístico, neogótico en los dos primeros casos, neomudéjar en el nuestro.
El mismo grado de pastiche, de reinterpretación del pasado, de anacronismo, de indudable logro artístico cabría aplicarle a cada uno de los tres.
Somos hijos del nacionalismo del siglo XIX, sistema al que aún no hemos encontrado recambio y de donde procede gran parte de nuestro paisaje ideológico e institucional, también cultural.
Y en la época se produjo un fuerte movimiento arquitectónico marcado por el eclecticismo, que mezclaba elementos de diversos estilos y épocas; marcado por el historicismo, que miraba al pasado para resucitar soluciones arquitectónicas; marcado por el orientalismo, una fuerte querencia hacia lo exótico y el arte islámico.
En parte por influencias foráneas y también con claras raíces autóctonas, entre mediados del siglo XIX y el primer tercio del XX tuvo en España un éxito indudable el estilo neomudéjar.
Siendo rigurosos habría que englobarlo en el estilo neoárabe o neomusulmán practicado también en otros lugares: con este ropaje encontramos el Pabellón Real de Brighton -probablemente el pionero-, la sinagoga de Jerusalén en Praga, la Biblioteca Nacional de Sarajevo, la plaza de toros de Campo Pequeño en Lisboa, el Teatro Fox en Atlanta...
Por nuestra parte, interesa destacar dos aspectos de este estilo neomudéjar hispano-español, que sirvió para construir plazas de toros, pero también iglesias, fábricas, palacios, hoteles y estaciones de tren.

Plaza de toros de la Fuente del Berro (1874-1934), 
también conocida por la de Goya o Felipe II , 
situada en donde hoy está el Palacio de los
Deportes de la Comunidad de Madrid 
(Fuente: http://historias-matritenses.blogspot.com.es/).

Lo primero es que se produce al hilo de una mayor valoración por los propios españoles del arte hispano-musulmán y de Al Ándalus, en parte como reacción a la admiración que los viajeros románticos profesaban por este estilo y su entusiasmo al encontrar Oriente al sur de Europa, bastante más cerca que el Oriente Próximo y Lejano.
Lo segundo es que este revival mudéjar, como el gótico, está muy relacionado con la voluntad de encontrar el espíritu nacional, la búsqueda de un estilo arquitectónico que fuera expresión y símbolo de la Patria. Resulta paradójico que se tomara como esencia nacional un estilo artístico con origen en el modelo sobre cuya negación nació nuestro espíritu nacional.
La prueba del éxito y de la representatividad del neomudéjar es que fue el estilo arquitectónico escogido para construir el pabellón de España en la Exposición Universal de París de 1878 y 1889, al menos.

Plaza de Toros de Las Ventas, obra de los arquitectos
José Espeliú y Muñoz Monasterio, inaugurada en 1931,
foto de Luis García tomada en agosto de 2012 (Creative Commons).

Sin salir de casa

Una gran ventaja de este territorio donde hemos nacido es que podemos encontrar al Otro, lo exótico y la playa sin hacer muchos kilómetros.
El Otro es aquél contra quien nos posicionamos y ayuda bastante a autodefinirnos, a reforzar nuestra identidad. Para muchos es el musulmán y/o árabe, y aquí los hemos tenido, somos nosotros mismos hace 400 ó 500 años. El Otro está dentro de nosotros mismos, un fenómeno que en manos de Hitchcock hubiera dado para una docena de películas.
El exotismo que buscaban los románticos en el siglo XIX en Oriente también está aquí, como lo prueba el sabor del pepino.
Y la playa y las horas de sol  permiten que no tengamos necesidad de tomar pastillas de vitamina D salvo que residamos más de dos años en Luxemburgo.
Por tanto, y como conclusión, la solución y los problemas están dentro de nosotros mismos. Y la salida a la crisis es una mezcla de viejo y nuevo a partes iguales.

Estación de tren de Toledo, obra de Narciso Clavería, 1919.

Sugerencias

...

Blogs

Africom empieza en los Pirineos, por @CarlosPenedoC

El Gobierno ha eliminado el desfile militar que venía siendo el acto central del Día de las Fuerzas Armadas. Puede ser una prueba más de que la crisis financiera, luego política y económica, después crisis social y ahora todas las anteriores y también institucional, nos adormece, recordando la extrema sensibilidad del colectivo militar y allegados durante los últimos años, su carácter reivindicativo y la cascada de elogios que recibía este desfile itinerante. Eliminado. La Semana Santa de Málaga va a tener más presencia pública de las Fuerzas Armadas que el día elegido para honrarlas.

Legionarios trasladan el Cristo de la
Buena Muerte en la Semana Santa de Málaga.

En la parte positiva figura que en este domingo de primavera, de calor, alergias y Comuniones, se mantienen las puertas abiertas, que siempre vienen bien porque se orea la casa. Y que pasará mucho tiempo hasta que el Estado se invente un formato no militar para celebrar el 12 de octubre.
La falta de reacción se observa también en decisiones de mayor calado. El Consejo de Ministros acaba de autorizar a EE.UU. la instalación en Morón de una fuerza de reacción rápida de marines con 500 militares, tropas de combate listas para actuar. Objetivo: claramente el Norte de África y Sahel. Marco: Africom. Va a comparecer en el Congreso para debate y explicaciones parlamentarias el Ministerio de Asuntos Exteriores, no el de Defensa.
La breve nota del Consejo de Ministros dice que el despliegue es temporal, que el marco es el Convenio de Defensa con EE.UU. de 1988 (es decir, gobernaba Felipe González, y fue recientemente renovado por ZP), que los efectivos norteamericanos aún están por debajo de los límites establecidos en el Convenio, y que en 2011 se autorizó un despligue aún más amplio y nadie dijo nada. Demasiadas excusas, ninguna explicación.

Al menos se agradece que no hayan utilizado el argumento económico, como que 500 militares toman muchas cañas en Morón y alrededores, pero todo llegará (aún no lo ha utilizado el Gobierno, sí el PSOE preguntando por la carga de trabajo).
Africom es el mando militar de EE.UU. que abarca todo África excepto Egipto. No confundir con el Consejo Internacional de Museos Africanos, una organización promovida por el Gobierno de Kenia, que comparte acrónimo, tiene un logo bastante más conseguido aunque menos actividad.
Creado en 2007, el Africom militar tiene su sede en Stuttgart, pero parece cada vez más claro que la plataforma de su despliegue es España, en detrimento de otras instalaciones militares de Italia y de centroeuropa.

Y en detrimento de la propia África. EE.UU. no ha encontrado en siete años base africana donde instalar Africom (se habló mucho de la construcción de una gigantesca base en Tan Tan, al sur de Marruecos; ha aparecido recientemente Níger sólo para albergar drones; EEUU tiene una gran base en Yibuti, pero demasiado al Este, a 6.175 kilómetros de Senegal).

Reparto del planeta por el Ministerio de Exteriores de EE.UU. y por el Ministerio de Defensa.

Marruecos fue el primer país en reconocer la independencia de EE.UU. allá por 1777, origen de una relación muy estrecha, aunque dicen que viven un presunto alejamiento en las últimas fechas a cuento de la vigilancia del respeto a los derechos humanos en el Sáhara, que no del respeto. Fruto de ese alejamiento temporal ha sido precisamente la anulación de unas maniobras conjuntas en el marco de Africom, que eso sí ha sido un desperdicio en dietas, 2.300 militares ya desplazados, comparándolo con otros.
En pleno giro de Estados Unidos hacia el Pacífico, a punto de trasladar su maquinaría militar y política hacia Asia, según se dice, las bases militares de utilización compartida por EEUU en España se han convertido en imprescindibles para operar en el Mediterráneo, África y como escala hacia Oriente Próximo y Medio.
Ninguna objeción, algunos incluso consideran que se trata de un avance geoestratégico para nuestro país, salvo que un hecho de esta relevancia merece un debate público, un debate parlamentario y unas explicaciones que no se han producido.

Bella rotonda en Tan Tan (Marruecos).

Un tercer ejemplo de que la crisis adormece nuestra conciencia crítica es que España redujo a la mitad la ayuda oficial al desarrollo en 2012, que ha bajado un 70% desde su máximo en 2008 (en porcentaje del PIB, ha pasado del 0,5% al actual 0,15%). Esto también es marca España.
Saltando de tema, el comité de Asuntos Exteriores del Senado de EE.UU.  ha aprobado una resolución que reconoce el derecho de Israel a atacar a Irán e insta a la Casa Blanca a que cuando eso se produzca cuente con todo el apoyo militar y diplomático de EE.UU. Es decir, que Israel puede hacer lo que quiera y que en cualquier caso contará con el respaldo estadounidense. Información la anterior necesariamente unida al anuncio de que EE.UU. va a vender 10.000 millones de dólares en armamento a Israel, Emiratos y Arabia Saudí para contener a Irán.
En ese marco, las monarquías del Golfo son y serán rocosas por su unidad de destino con EE.UU. en lo económico: ingentes inversiones de petrodólares en EE.UU., ingentes presupuestos destinados a la compra de armamento. Ahí no hay bromas ni se van a permitir.

Eugenio Merino, "Africa exists".

Acabo con un par de referencias rápidas al gremio de los opinadores de la Defensa, donde encontramos finos analistas, pintores de brocha gorda y un tercer grupo que alterna el pincel y la brocha, en este último caso normalmente cuando tratan algún aspecto relacionado con las expectativas personales no alcanzadas.
El que fue jefe de Estado Mayor del Ejército-JEME- entre enero de 2003 y junio 2004, que firma como general R (letra que suele significar reserva o retiro), calificaba recientemente los atentados del 11 de marzo de 2004 como golpe de Estado, avisaba de que recortes en Defensa ni uno más y denunciaba a los gobernantes incapaces y corruptos que han dejado al país en quiebra.
Siendo JEME dijo en relación con el accidente del Yak que “el Ejército no organiza viajes de novios a Cancún”. Años más tarde señalaría que "no resistiremos un tercer ministro ambicioso, trepa y ególatra", en referencia a los dos ministros anteriores, Trillo que lo nombró y Bono que lo cesó.
El caso es que el tal general R es vicepresidente y consejero del Gobierno del Partido Popular en el Consejo Insular de Menorca, en concreto vicepresident segon de Mobilitat i projectes. No está claro qué pesa más de su perfil biográfico cuando ahora habla de escraches, tiros en la barriga,  cristos quemados, preocupación por Cataluña y golpes de Estado.
Otro opinador del estilo es un almirante -éste sin R, pero igual de retirado del servicio activo que el anterior- que ocupó la responsabilidad de segundo Jefe de la Armada, que llama ingenuo e ignorante al presidente del Gobierno (ZP) al que sirvió al final de su mandato. Y anda muy preocupado con la supuesta mordaza que tienen los ejércitos que les impide expresar su opinión, entiéndase opinión política sobre Cataluña.
Pasma la ligereza en la palabra y falta de lealtad con el Estado de algunos militares, no por lo que opinan hoy, sino porque no se explica la alta responsabilidad que alcanzaron; cómo llegaron tan lejos.
Fin: han pasado 45 días desde que conocimos por El País que militares españoles torturaron en Irak. Esas personas o siguen dentro de las Fuerzas Armadas o andan tranquilamente por la calle. Los tiempos políticos, los de la responsabilidad y los de la reputación, nada tienen que ver con los judiciales.

Sugerencias

...

Blogs

Millones de cortesanos de una Monarquía opaca, por @CarlosPenedoC

La dinastía hispánica que más tiempo ha permanecido en el poder ha sido la Omeya, la del emirato y luego califato de Córdoba, doscientos setenta y cinco años (del 756 al 1031).
La segunda dinastía reinante en años de Gobierno de nuestra historia ha sido la Nazarí de Granada, doscientos sesenta y un años (1238-1492).
Porque los Borbones españoles sobre suelo hispano ocupan inmediatamente después la tercera plaza con doscientos cincuenta y seis años (1701-2013), en este caso descontando los periodos en que su mantenimiento en el trono se interrumpe (la guerra de la Independencia 1808-1814, el sexenio democrático 1868-1874 y la segunda República y Franco 1931-1975).

Mezquita de Córdoba (España).

Hay que reconocer el hallazgo anterior, más que un dato anecdótico, a Pedro Martínez Montávez, maestro de un ramillete de arabistas y de docenas de licenciados en árabe no arabistas que enriquecemos todo tipo de paisajes, profesiones y cafeterías de estaciones de tren.
Volviendo a las dinastías, los idealizados Trastámara se quedan en ciento cincuenta años (1369-1516); y los Austrias hispanos ciento ochenta y cuatro años (1516-1700).
Y esto sin contar dinastías truncadas o de futuro aún desconocido, como la dinastía de los Aznar-Botella, diez años, ocho en el Gobierno central y dos en el Ayuntamiento de Madrid; y la hasta hoy truncada dinastía Suárez, iniciada por Adolfo padre en la presidencia del Gobierno durante cinco años (1976-1981), aunque su hijo no pudo continuar la saga por tierras manchegas al perder las elecciones autonómicas de 2003 frente a José Bono.
Siendo honesto con Montávez, él menciona este asunto de las dinastías con una clara intención de mostrar la profundidad de Al Ándalus en nuestra historia, largo periodo compartido por árabes e hispanos y perteneciente a ambos.
Pero también se puede ir más allá y sacar como conclusión de lo anterior que todos somos contingentes, como decía José Luis Cuerda en Amanece que no es poco.
La historia es convulsa, todas las dinastías han nacido en algún momento y en otro acaban, a menudo transforman el apellido por pronunciaciones más locales que no delaten otro origen, y claramente hoy se está poniendo difícil el puesto de trabajo indefinido y vitalicio.
Al rey Juan Carlos hay que reconocerle durante el comienzo de su reinado una habilidad política indudable, esa capacidad de saber leer el momento y adelantarse en cierto modo a los acontecimientos, incluido el fichaje de Suárez y su despido fulminante cuando ya no le era útil.
Sin duda, los ejemplos de su cuñado Constantino (II) y de su abuelo Alfonso (XIII, qué bien acompañan los números romanos, que extraña Maruja Torres en el Papa Francisco), ambos perdiendo la corona por amparar golpes de Estado, le han servido durante una larga fase para no cometer excesivos errores.
Y si los cometió no nos hemos enterado. Porque en esta monarquía sin Corte todo el país se había convertido en cortesano, y tapaba los excesos y a veces hasta reía su aparente querencia hacia animales de diverso pelaje.
La actualidad nos ofrece hoy raciones diarias de basura y corrupción que tienen su influencia aunque el CIS haya dejado de preguntar sobre la Monarquía.
Y dos conceptos que merecen reflexión y que nos pueden llevar más lejos del paseíllo ante los tribunales: la responsabilidad y la transparencia.

Responsabilidad

"La persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad", dice la Constitución de 1978.
Artículo 64: "Los actos del Rey serán refrendados por el Presidente del Gobierno y, en su caso, por los Ministros competentes (...). De los actos del Rey serán responsables las personas que los refrenden".
Hasta aquí las citas. Cuidado a quienes refrenden. Y no puede haber agujeros en la responsabilidad.

Transparencia

La transparencia y el dinero van de la mano. La Casa Real nos cuenta en su web que tiene un presupuesto anual de 7,9 millones de euros, de donde se paga al Rey una nómina que cuadruplica el sueldo del presidente del Gobierno y al Príncipe la suya que lo duplica.
Si se quiere transparencia, además de en las cuentas de la Casa del Rey, hay que poner los focos también en otros dos sitios.

Sala de oficiales de la Guardia Mora de Franco en el cuartel
de la Guardia Real.  No lejos guardan un Mercedes de seis
ruedas regalo de Hitler a su colega residente en El Pardo.

Patrimonio Nacional: organismo público responsable de los bienes de titularidad del Estado que proceden del legado de la Corona española. La familia real no es propietaria de inmuebles, por tanto sus 1.400 trabajadores y 117 millones de presupuesto en 2012 se destinan al cuidado y servicio del patrimonio histórico y no tan histórico que utiliza la familia. El organismo no desglosa en su presupuesto entre el coste del Palacio Real de Madrid y la Zarzuela, por ejemplo.
Guardia Real: unidad militar al servicio de la Corona, con tareas principalmente protocolarias. 1.500 militares de los tres ejércitos y un coste que ronda los 45 millones de euros al año.
¿Quién paga la factura si se estropea la lavadora del Príncipe de Asturias, de la comida de la hermana de la reina Sofía o del gasóleo del yate Fortuna? Probablemente Patrimonio.

Biografías

Poco aprecian a los españoles quienes piensan que cualquier cambio puede hacer caer el edifico, ya sea la reforma del Senado, de la Constitución o de la Monarquía. En estos momentos el peligro viene del inmovilismo. Y parecen ignorar que ni el jefe del Estado, ni el presidente del Gobierno, ni el secretario general del PSOE controlan hoy los tiempos del país ni los suyos propios.
Probablemente las generaciones que protagonizaron la Transición y que aún siguen en el poder (el ministro de Exteriores Margallo era en 1977 diputado por Melilla; y el presidente del Congreso Jesús Posada, gobernador civil de Huelva) ni pueden ni quieren transformar el edifico que han construido y que consideran su obra vital.
En muchas ocasiones, las declaraciones y opiniones de las élites no defienden lo mejor para los españoles, sino su biografía.

La fecha de mi nacimiento está más cerca de la Segunda Guerra Mundial que la de mi hija del 23-F.

Sugerencias

...

Blogueros

Súper Community Manager, con un 33% de discapacidad, por @CarlosPenedoC

Si te dedicas a la Comunicación tienes que entrar en el mundo digital. Y en ese pantano ha germinado la figura profesional del Community Manager, estrella emergente de la Comunicación Corporativa.
Curiosamente una asociación con prestigio en el sector (AERCO-PSM) huye de esta denominación inglesa y lleva hasta en su nombre “responsables de comunidad”, que a mí me sugiere la figura del presidente de la comunidad de vecinos.
¿Y qué es un community manager? Pues el profesional que maneja las relaciones externas de una marca o empresa en el ámbito digital, en las redes y medios sociales; es el responsable de la imagen digital de una compañía.
Hasta aquí casi todo el mundo de acuerdo, porque más allá entramos en la niebla de sus funciones y el perfil requerido, y podemos encontrar unas veces a un superhéroe experto en mil disciplinas (comunicación, tecnologías, marketing, derecho, psicología y diplomacia, estos dos últimos los menciono por molestar); otras a un lector y escritor de mensajes; a veces a a un friki digital.

Oferta de empleo real de abril de 2013

Población: Madrid.  Puesto vacante: Community Manager. Categorías: Marketing y comunicación - Comunicación corporativa. Descripción de la oferta: Escuela de Formación necesita para su delegación en Madrid un/a Community Manager.
Se ofrece: contrato fijo discontinuo. Jornada parcial. Trabajo 4 meses al año hasta un máximo de tres años. Estudios mínimos: Bachillerato. Experiencia mínima: Al menos 1 año.
Requisitos mínimos: será necesario disponer de un Certificado de Discapacidad de al menos el 33%.
Se requieren nociones de posicionamiento web, conocimiento desde la arquitectura de la web hasta la preparación de la misma para SEO, teniendo en cuenta el contenido y la información que se transmite a través de las redes sociales y cómo esto afecta al posicionamiento en buscadores. Capacidad para diseñar páginas Web con buena usabilidad orientadas al usuario/a. Conocimientos de Analítica Web. Capacidad de gestión, comunicación y difusión de contenidos para construir una comunidad. Capacidad para proponer acciones de Marketing que incrementen el tráfico a los blog y páginas web previamente definidos. Capacidad para proponer estrategias de Social Media.
Salario:  6.000 € Bruto/año″.
En síntesis: la supuesta Escuela de Formación busca a Leonardo da Vinci, con estudios de Bachillerato, experiencia laboral y 6.000 eurillos al año. Y discapacitado. Digo supuesta porque no hay que descartar que los portales y servicios de empleo, visto el panorama, estén aprovechando la coyuntura para engordar sus bases de datos y se inventen a veces las ofertas que publicitan.

Nativo digital 

La primera vez que me encontré con la expresión nativo digital creí que se refería a haber nacido dentro de un PC, como Tony Leblanc nació dentro del Museo del Prado. Afortunadamente equivale a cierta familiaridad con el entorno, que el lugar de nacimiento es algo bastante aleatorio.
De mi paso por la Universidad Autónoma de Madrid recuerdo una puerta siempre cerrada, en el piso menos uno, con un logo (isotipo) extraño parecido al de peligro nuclear: era el laboratorio de informática. Nunca entré y juraría que quienes cruzaban el umbral llevaban bata blanca y unas tarjetas de cartón con agujeros.
La mezcla de admiración y recelo que provocaba aquella puerta creo que se produce hoy con la figura del community manager, una necesidad imperiosa para cualquiera que se precie de vivir en el planeta y una indefinición propia de su novedad, el chamán de la tribu que opera en un mundo tan atractivo como desconocido.

Los jueves, milagro

¿Qué no es el community manager? No es el director del departamento de Comunicación (dircom), tampoco el director de Márketing, no procede de FP electrónica, no es Leonardo da Vinci, no es el vecino más simpático de su escalera.
La Comunicación siempre ha tenido algo de mala conciencia en el mundo de la empresa por aquello de trabajar con intangibles, reputación, resultados a medio y largo plazo, historias poco concretables económicamente. Por eso se inventó esa milonga del valor equivalente de publicidad, un falso cálculo de la información publicada como si fuera espacio pagado.
Lo que ha ocurrido ahora y es novedoso es que cualquier movimiento en el planeta digital deja huella y se puede registrar. Y entonces para justificar su labor y darle una apariencia empresarial el profesional de la comunicación hace hoy un acopio de métricas, datos, seguimientos, indicadores, visitas, digno de un Nobel en matemáticas.

Epílogo

¿Dónde hay que firmar para asegurarse un 77% de capacidad? Todos somos discapacitados, decía alguien y es cierto. Certificar ciertas minusvalías ya me parece más difícil.

Los norteamericanos de EE.UU. son únicos para convertir la actualidad en arte pop, a lo que sumamos la moda de transformar en infografía todo lo que vuela (hay también mucho diseñador gráfico en paro). Aquí dejo un par de enlaces con distintos perfiles infográficos sobre los superpoderes del nuevo superhéroe de la Comunicación, el community manager, y todo por 6.000 euros al año, brutos. Los héroes a secas creo que se quedan en 3.000. Los profesionales normales trabajan gratis, o eso pretenden.

Hay que ser muy hombre para mirar como un perro, dejó escrito en algún sitio Umbral, antes de perder la cabeza.

Sugerencias

...

Blogs

Abuso de poder, por @CarlosPenedoC

Está claro que se puede ser cura y no pederasta, y se puede ser militar y no torturar, la inmensa mayoría no actúan así. Se trata de dos colectivos de tal amplitud que las generalizaciones en positivo o en negativo deberían estar prohibidas por prudencia estadística, en 18.000 curas o 135.000 militares hay de todo, incluso delincuentes.
Pero la tolerancia sólo puede ser cero para quienes confiamos la educación de nuestros hijos, nuestros miedos o el monopolio de la violencia. Si no se puede evitar la comisión del delito -como sería exigible-, sí debiera existir tal cúmulo de filtros y cortocircuitos que ante un caso de este tipo al minuto siguiente saltaran todas las alarmas.
Afortunadamente para nosotros, en España, Europa y mundo anglosajón (el término Occidente despista) juzgamos a cada uno de los nuestros por lo que hace, a diferencia de lo que suele ocurrir con árabes y musulmanes, a quienes juzgamos en grupo y por lo que son, y en su caso un delito o actuación negativa representa a toda la comunidad.
El pasado 17 de marzo El País difundió un vídeo que muestra torturas infligidas por soldados españoles a iraquíes a comienzos de 2004 en Irak. Hace nueve años. La reacción más habitual ha sido preguntarse por el momento de su difusión, por qué ahora, a quién beneficia y cuidado con no generalizar, incluso aparecen rencillas entre periodistas, sobrevolando todo el mundo la extrema gravedad del suceso.
Se cumplen 10 años de la participación de España en la coalición de apoyo a la invasión de Irak, cuando nuestros responsables políticos confundieron jugar en primera división internacional con meter al país, y a los militares, en una guerra justificada con engaños e ilegal.
Primero, Irak: no es decente hablar de la invasión de Irak obviando a los iraquíes, debatir sobre geopolítica sin mencionar a los muertos. ¿Cuántos? 109.000 documentados por el Pentágono entre 2003 y 2009, conocidos gracias a Wikileaks. Súmense los no documentados y las condiciones de vida destrozadas por la invasión que aún hoy no ha recuperado los niveles del dictador, lo que también provoca muertes (sanidad, alimentación, agua); situación extrañamente compatible con una producción de 2,6 millones de barriles de petróleo diarios. Si pusiéramos en fila una estimación moderada de iraquíes muertos por la invasión del país en el arcén de la N-II llegaría de Madrid a Zaragoza. Todos evitables, todos con nombre y apellidos, con esposa, padres, hijos, vecinos, suegra y algunos incluso con hipoteca.
Segundo, la guerra. El artículo 2.4 de la Carta de las Naciones Unidas afirma que “los Miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o en cualquier otra forma incompatible con los Propósitos de las Naciones Unidas”. Desde 1945 la guerra está prohibida, salvo en legítima defensa. La misión principal hoy de cualquier ejército civilizado y de cualquier ministerio de Defensa es evitarla. No ocurrió así en 2003.
Está bien un nivel medio de mitificación de la guerra por si nos toca defendernos de una agresión externa, pero sin olvidar en el fondo que una confrontación bélica implica el caos y la matanza de otras personas. Sorprende la ligereza con la que se habla de la guerra, inadmisible hasta en el caso hipotético de un corresponsal en campaña promocional de su libro.

Fernando Botero, "Abú Ghraib 60".

Las torturas conocidas gracias a El País ocurrieron porque España participó en la invasión de Irak, y por supuesto no pudo escapar, sino que fue parte, de la ruptura de la ley que supone una situación de este tipo. En las guerras se mata a los civiles, se viola a las mujeres, se tortura, se profana a los cadáveres, se graba todo o fotografía con el teléfono móvil y se roba a manos llenas al amparo de la defensa de valores excelsos.
Las guerras hay que evitarlas, no inventarlas, y si caes en una, blindarte legalmente y ser consciente de que acabas de entrar en la sinrazón que permite acabar con la vida de los demás.
Hace 15 días El País publicó lo que parecen ser pruebas de militares españoles torturando a iraquíes. El Ministerio de Defensa y el Ejército de Tierra ya llegan tarde para ofrecer todo tipo de explicaciones y que los autores paguen el delito.
La Base Naval de Rota ha duplicado su capacidad de atraque desde el año 2007, con una confusión entre OTAN y EE.UU en la justificación de las obras muy similar a lo que ocurre con el escudo antimisiles.
Precisamente durante estas semanas se encuentra en trámite parlamentario la reforma del convenio de Defensa entre España y EE.UU., ha pasado por el Congreso, va hacia el Senado, con una indiferencia entre la opinión pública que debería de hacer pensar a los parlamentarios. Detrás de la reforma está la participación de Rota en el escudo antimisiles de EE.UU. Las últimas amenazas de Corea del Norte darán nuevos y falsos argumentos para justificar una de las decisiones más importantes de política exterior de los últimos años, no explicada por el anterior Gobierno ni por el actual.
Dentro de las noticias probables y no confirmadas se encuentra que Francia puede reducir sensiblemente su presupuesto de Defensa y el número de militares; y que el Ministerio de Defensa, el nuestro, no tardará en pedir-conseguir 1.000 millones de euros con aparente destino a contratos de armamento (en 2012 se aprobó un crédito extraordinario de 1.800 millones a mitad de ejercicio, una subida del 28% en el presupuesto inicial del Ministerio), lo que no puede generar más que confusión sobre las cuentas de Defensa y dudas de por qué Alemania, Reino Unido o Francia están renegociando contratos y España no, o aún no.
Frente a la confusión, voluntaria o accidental, se agradece la aparición de informes como el elaborado por Bernardo Navazo para la Fundación Alternativas sobre el impacto y la necesaria reacción de la Defensa ante la crisis económica. Pone sobre la mesa los suficientes datos, actuaciones de países cercanos y elementos para el debate y el análisis que justifican su lectura incluso sin tener en cuenta la reacción que ha provocado entre buena parte de un ámbito político y económico poco dado a la autocrítica, un atractivo más.

Sebastián Terraga, "Guantánamo Fashion".

Defensa creará una gran centro de I+D+i con el INTA y La Marañosa, lo que parece una decisión razonable.
Los aviones sin piloto siguen volando, y Obama da un paso y asegura que no empleará drones para atacar a ciudadanos en EE UU.
Y finalmente parece que ahora descubrimos el papel de los lobbies y de los intermediarios en los grandes contratos internacionales, que en todos los casos actúan a comisión. No es criticable esa función, quizá lo pueda ser las formas y la personalidad de algunos que dedican buena parte de su tiempo y esfuerzo a estas tareas. El pasado idealizado ya no va a poder tapar comportamientos dudosos.
Enhorabuena a la Revista Española de Defensa por su 25 aniversario, editada por el Ministerio de Defensa y sin duda lo mejor de entre la veintena de publicaciones periódicas que financia esa casa.

Sugerencias

...

Blogs

Buscando pistas tecnológicas, por @CarlosPenedoC

Asistimos a una profusión de comunicación sin contenido y de contenido sin comunicación. Buena parte de los mensajes que se intercambian no tienen excesiva sustancia; y al mismo tiempo ámbitos profesionales y económicos de gran relevancia se manejan sin conceder importancia a la comunicación, intercambian ladrillos y se sorprenden luego de cómo su visión de la realidad no ha sido entendida y recogida por los mortales.

Este segundo párrafo que ahora comienza es más flojo, he decidido escribir un párrafo sustancioso -los impares- y en el siguiente explico algo del anterior o directamente desbarro. La teoría del primer párrafo me la encontré escrita en una libreta, pero sin autor, supongo que la frase es mía como su soporte. Tiene sus matices:  no toda la comunicación es intercambio de información, mucha es simplemente para establecer contacto y sentirse acompañado; y en la comunicación  hoy aparecen con fuerza las emociones, hay una auténtica pasión por el storytelling y otros parientes, que nos puede llevar a la niña de Rajoy (debate en TV con ZP en febrero de 2008) y a otros inventos importados que no tienen por qué funcionar en territorio nacional. A propósito de esto hace poco leí que la niña de Rajoy había quemado sus cuentos y se entretiene ahora con sus rotuladores haciendo pancartas.
Para los que nos dedicamos a la comunicación -párrafo tres, impar, serio- es importante identificar tendencias de futuro, por curiosidad profesional y salud laboral, y un camino posible es analizar indicios tecnológicos. Las empresas de este sector de las TIC tienen un interés interesado en analizar y vislumbrar tendencias, y financian fundaciones con ese fin y publican anuarios repletos de datos.
Un ejemplo de lo anterior -párrafo par- se produjo hace unas semanas, cuando coincidimos en un mismo espacio físico y temporal de la calle Fuencarral de Madrid César Alierta, Eduardo Zaplana y yo, una concentración de energía que no provocó pequeños agujeros negros capaces de hacer desaparecer el planeta, como se temía con el acelerador de partículas, sino que era simplemente el marco de la presentación del anuario "La Sociedad de la Información en España 2012". A continuación mezclo algunas de las tendencias que destaca la Fundación Telefónica filtradas o deformadas por mi visión personal (considérense los puntos siguientes como párrafo impar):

  1. La crisis afecta también a la sociedad de la información: en 2012 bajó la facturación en telefonía fija, en telefonía móvil, en banda ancha fija y en servicios audiovisuales.
  2. Multiacceso: además de la conexión a Internet desde un puesto fijo y único, el acceso se diversifica y a través del teléfono móvil se ha triplicado en un año (del 14% al 43%). Las tabletas crecen mucho pero aún representan sólo el 2,7% del acceso a Internet.
  3. El usuario se ha apropiado de la tecnología,  nos dicen, en el sentido de que se utilizan dispositivos distintos según la hora del día, destacando el portátil y los smartphones. Nos cuentan también que las descargas de contenidos se han ralentizado a favor del consumo online y el manejo de información en la red o en nubes.
  4. La cuarta parte de los usuarios españoles de Internet, unos seis millones de ciudadanos, está permanentemente conectados. La tecnología nos permite hoy el intercambio de información y mensajes permanentemente, y en este campo destaca la tendencia a la baja de los mensajes SMS y el crecimiento intenso de la comunicación a través de microblogging (Twitter), mensajes a una red social (Facebook) y mensajes instantáneos (Whatsapp). 
  5. Administración y Gobiernos se intentan hacer más transparentes, y el ciudadano se lo exige.
  6. Smartphones, centro de la vida digital. En España utilizan estos dispositivos el 63% de los usuarios de móvil, el porcentaje más alto de la UE (la realidad no hay que criticarla, porque va a seguir tozuda, hay que analizarla).  
  7. Generación de cantidades ingentes de contenidos y de la infraestructura que los soporta. Se estima que el 90% de los datos almacenados en el mundo actualmente se han generado en los últimos dos años. La fibra óptica en España se ha duplicado en 2012 (algo no nos han contado porque llevo 20 años viendo tapas de Madritel en la acera, aunque parece que no ha reventado hasta ahora). Presente y futuro del llamado Bigdata, almacenamiento, gestión, análisis de un volumen tremendo de datos.

Juan Gris, "Verres, journal et bouteille de vin",
de la Colección Cubista de Telefónica .

Sugerencias

...