Aunque metas la mierda en un frasco de Chanel, mierda se queda, por @German_Temprano

Esta demostrado por la ciencia que aunque metas mierda en un frasco de Chanel 5 huele a mierda y no a perfume. Y esta verdad empírica vale también en política. Es decir, de poco vale clamar, jurar y perjurar que tu partido es el más transparente si los hechos delatan lo contrario. Tal es la insistencia que, a estas alturas, más que a defensa de lo indefendible suena, en boca de Cospedal, a provocación e insulto a la inteligencia de los ciudadanos. En este caso Maruhenda no somos todos.

Las denostadas fotocopias, que sólo eran eso y así se fundamentó uno de los principales argumentos de contraataque, ya no lo son. Ahora son apuntes originales de quien llevo las cuentas del PP, las que se podían mostrar y las que no, durante más de veinte años. Aquel Bárcenas al que nadie podría encontrar mácula alguna en su gestión, tal y como aseguraba Rajoy a quien sólo le faltó pedir que el 28 de diciembre fuera declarado Día Luis Bárcenas, es hoy, para los mismos que le jaleaban, un pérfido delincuente mentiroso. Qué cosas.

Decir que todo es falso, como sostiene con la brocha gorda doña Dolores, es lo más falso del asunto. Entre otras cosas porque en abril, y no es el único ejemplo, el propio Arenas admitía que se daban sobresueldos en concepto de gastos de representación, de patatín y de patatán. Del ya legendario ‘todo es mentira salvo alguna cosa’ ya no se salva ni alguna cosa porque ahora, cuando más acorralado se encuentra un partido que ha de convivir con el hedor pese a ser generalmente gente fina, lo que se lleva es el todo es falso.

Un aserto que conlleva que el señor Cabrón, tal y como le conocían algunos de sus allegados, ha tenido tiempo en estos pocos días de soledad y trullo de copiar a boli, con una letra absolutamente idéntica a la de las fotocopias, todos los apuntes contables que han derivado en este tsunami que desde Génova pretenden capear con un simple paraguas. En democracia uno es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Lo que no quiere decir que uno tenga que aparentar ser un gilipollas y respirar a pleno pulmón cuando alrededor todo apesta a mierda. Que no a Chanel.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*