Atascos y recursos turísticos, por Javier G. Caso (@javicasopress)

Atascos y recursos turísticos
Un grupo de turistas pasea por los alrededores del lago de la Ercina tras una intensa nevada en diciembre de 2008. FOTO: JAVIER G. CASO

Reflexiones tras el caos circulatorio que hubo en Los Lagos este fin de semana

 

Por Javier G. Caso

¿Podemos permitirnos el lujo de hacer un mal uso de nuestros recursos turísticos? Está claro que no. Y menos con la que está cayendo. La pregunta que abre este artículo viene a cuento de la información titulada “Caos circulatorio en Los Lagos” publicada hoy por La Nueva España y que firma J. M. Carbajal. El corresponsal cangués da cuenta del lío que tuvo lugar el pasado sábado en los alrededores del Enol y del Ercina, una vez abierta la carretera de acceso desde Covadonga, tras permanecer varios días cerrada a cuenta del temporal de nieve.
Pues bien, según esa información, cuando todo hacía pensar que los turistas podrían disfrutar del paisaje nevado de Los Lagos de Covadonga, resulta que sucedió todo lo contrario. Como suele ser habitual, demasiado habitual, la quitanieves debió limpiar la carretera y poco más. De esta forma una infraestructura como el aparcamiento de Buferrera permaneció cerrada e impracticable, lo que obligó a concentrar los vehículos en los márgenes de la carretera. Y claro, pasó lo que tenía que pasar: atascos, tapones…en fin, lo de siempre en estos casos. Ante esta situación inexplicable, y tras varias llamadas al 112 Asturias, así como a la Policía Local de Cangas de Onís y la oficina municipal de turismo, tal y como explica Carbajal, a la Guardia Civil de Tráfico no le quedó otra que cerrar la carretera de acceso a Los Lagos.
Está claro que nadie puede exigir que las quitanieves mantengan siempre limpia esta carretera. Mientras el temporal de nieve esté encima, la prioridad son los accesos a los pueblos. Ahora bien, el mal tiempo ha pasado y llega la hora de disfrutar de la nieve, Cangas de Onís tiene todo el derecho del mundo a exigir que el Principado, o quien corresponda, mantenga abiertos los accesos a Los Lagos, así como los aparcamientos de Buferrera y La Tiese, en pleno Parque Nacional de los Picos de Europa. En invierno, temporada baja para más señas, los paisajes nevados que rodean el Enol y el Ercina son un atractivo turístico de primera magnitud, así que ¿por qué no disfrutarlo?
Hay que aplaudir que, como se ha hecho ya en algunas ocasiones, las autoridades abrieran la carretera coincidiendo con algún puente turístico, como el de la Constitución o la Semana Santa, para mantener operativo el plan de transporte público a Los Lagos. Pero pueden hacer lo mismo el resto de fines de semana para los vehículos privados. No estamos hablando de fechas de afluencia masiva de turistas. Ni mucho menos. Pero eso no significa que Cangas de Onís deba renunciar a ninguno de sus atractivos turísticos en ninguna época del año. Y menos a Los Lagos. Si ello exige regular los accesos para garantizar la seguridad de los vehículos, que se haga. Lo que no se puede permitir es abrir un acceso a medias y que lleguen los problemas. Eso no hace más que contribuir a dar una pésima imagen de un destino turístico tan consolidado como Cangas de Onís. Los tiempos no están para derroches ni para perder oportunidades, sino para optimizar recursos. Y atraer visitantes. En cualquier época del año.

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*