Asesinatos de periodistas: los autores intelectuales siguen libres, por @FeSPeriodistas

periodistas asesinados

Amenazados, agredidos, golpeados, encarcelados y asesinados, muchos periodistas pagan con la vida cada año su compromiso con la libertad de información y la democracia. En el Día Internacional para poner fin a la Impunidad de los crímenes contra periodistas, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) -a la que pertenece la FeSP- lanza su campaña anual para exigir a los Gobiernos que pongan fin a la impunidad y para resaltar y denunciar los crímenes contra periodistas que permanecen impunes mientras los autores intelectuales caminan libres.

Hay impunidad cuando los Estados no buscan reparación por delitos contra los trabajadores de los medios, incluido el acoso físico y en línea, amenazas, ataques, arrestos arbitrarios y asesinatos. Pero eso no es todo; hay impunidad, también, cuando quienes ordenaron los crímenes quedan libres y permanecen en el poder mientras que otros son usados como chivos expiatorios.

Este año ponemos un énfasis específico en cinco países donde las tasas de impunidad por tales crímenes amenazan seriamente la libertad de prensa: Yemen, India, Rusia, México y Somalia.

Si bien los crímenes contra periodistas quedan en gran parte impunes (según la ONU, solo uno de cada diez de estos crímenes resulta en condenas), recientemente ha habido buenas noticias y se han resuelto algunos casos históricos de asesinatos de periodistas.

En Filipinas, las ruedas de la justicia finalmente giraron en una dirección positiva con veredictos de culpabilidad contra los autores intelectuales de la masacre de Mindanao del 23 de noviembre de 2009, el ataque más mortífero contra los medios de comunicación, en el que murieron 32 periodistas. Algunos de los vinculados al brutal asesinato de la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia fueron detenidos y el presunto autor intelectual del asesinato se enfrenta a un proceso penal.

En Somalia, el Fiscal General, en un claro paso hacia el fin de la impunidad, nombró a un Fiscal Especial para investigar los asesinatos de periodistas, mientras que en Colombia, hubo un fallo histórico que condenaba a los responsables de las amenazas, hostigamientos y torturas psicológicas de la periodista Claudia Julieta Duque. , obligando al Estado colombiano a pagar su indemnización.

Estos alentadores movimientos contra la impunidad son evidencia de que los gobiernos pueden reducir los niveles de impunidad en sus países si tienen la voluntad política necesaria para hacerlo. Sin embargo, los casos positivos siguen siendo raros y todavía queda mucho trabajo por hacer.

Estos alentadores ejemplos contra la impunidad son una prueba de que los gobiernos pueden reducir los niveles de impunidad en sus países si tienen la voluntad política necesaria para hacerlo. Sin embargo, los casos positivos siguen siendo raros y todavía queda mucho trabajo por hacer.

La FIP, junto con sus afiliadas en todo el mundo, seguirá informando y monitoreando las investigaciones de cada periodista asesinado donde sea que ocurrieron y presionando a las autoridades para que hagan justicia. La impunidad es un pasaporte para más violencia y ataques contra nuestros colegas.

Por la memoria de nuestros compañeros asesinados, por la seguridad y el futuro del periodismo: ¡di no a la impunidad!

www.ifj.org/actions/ifj-campaigns/end-impunity-2020.html

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*