Arenas movedizas: ganar para nada, por @pablombelena

Titular 1: Ganar para nada

Pues sí, debe ser duro lo de Javier Arenas, no nos engañemos: a la cuarta concurrencia en las urnas, aún no ha podido celebrar realmente nada. Lo de anoche fue una victoria a medias, amarga, interruptus. Como se quiera decir, pero fue ganar para nada. Quizás, que sirve de aviso al PSOE, que sabe que ya no gobernará con la carta blanca con la que estaban acostumbrados a actuar en todos estos años de etapa democrática en nuestro país. IU les vigilará de cerca. Me alegro.

Titular 2: Izquierda Unida, el otro ganador, y van…

Pues sí, los de Cayo Lara no dejan de subir en votos desde que el manchego está al frente de la formación de izquierdas. En las generales de noviembre de 2011 demostraron que están más fuertes como no se les veía en muchísimo tiempo, y ya en mayo del pasado año demostraron músculo. En Extremadura fueron llave para que gobernara, por sorpresa, el PP de Monago. Ahora podrán subir a la poltrona a Griñán o Javier Fernández, con más problemas en el segundo caso, ya que en Asturias la derecha suman más escaños.

Titular 3: Se detiene la marea azul

La llamada ‘marea azul’ de Mariano Rajoy se detiene. Tras conquistar casi todas las autonomías en mayo de 2011 y obtener una brillante mayoría absoluta en noviembre, todos apostaban por un final de fiesta inmejorable: la victoria y control de la región andaluza, donde nunca habían gobernado. Ese cambio de tendencia histórico se iba a analizar como una conquista española plena del PP, pero la política reformista del Gobierno ha tenido los frutos y el castigo que todos esperaban. Los ciudadanos han comenzado a dejar de apoyar tanto al PP, que incluso en Andalucía ha perdido votos respecto a sus propios resultados de 2008.

Titular 4: Ni a la cuarta fue la vencida

Lo de Arenas, antes mencionado, es preocupante. Muchos en el PP podrían comenzar a pedir su cabeza, porque aunque ha logrado una victoria histórica, la decepción es total entre sus votantes y la dirección del PP. Le pedían una mayoría absoluta, nada difícil viendo los resultados de la mayoría de los otros barones regionales del partido en las autonómicas de mayo de 2011. Además, el desprestigio del PSOE, tanto a nivel regional andaluz como nacional era absoluto. Pero se detiene la marea, como en Asturias.

Titular 5: El extraño caso de Asturias

La ‘espantá’ que pegó Cascos hace un año, rehusando estar en las filas del PP y fundando su propio partido (el FAC) le ha salido mal al ex vicepresidente del Gobierno en tiempos de Aznar. Adelantó elecciones para poder gobernar con más holgura y se queda como segundo, con el PSOE de Javier Fernández como ganador en las urnas, en un claro castigo ciudadano a sus modos. Aún así, con 13 escaños, sumaría 23 si el PP finalmente es su aliado y presta sus diputados para la investidura. Difícil pero posible. Se dice ahora que el voto emigrante podría cambiar el destino de Asturias, ya que el PSOE o IU ganaría un escaño en detrimento del FAC. Veremos. Pero de momento, se da por hecho que la atomización del voto en Asturias deparará extrañas alianzas, donde UPyD, con 1 escaño, sería llave en muchos casos para decidir desempates.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*