Aguirre, un padrastro en el dedo de Rajoy, por Javier Astasio


Y pensábamos que ya lo habíamos visto todo... Qué va. Aún nos queda mucho por ver. Estos saben que todo ese poder que han tenido desde hace tanto tiempo, el más alto de la historia democrática de España en los últimos tres años, toca a su fin y quien más quien menos pelea con uñas y dientes por un buen retal de la confortable manta bajo la que han vivido y que, ahora, encogida y raída por tanto escándalo ya no da para cubrir a tantos amigos, colaboradores y mamporreros como se arriman al poder cuando el poder es una oportunidad de negocio.
Pensábamos que lo habíamos visto todo y no era cierto. Nos quedaba por ver esta especie de sainete trágico, en el que, si no le ponemos remedio, nosotros mismos seremos las víctimas. Y si digo esto es porque, al tiempo que escucho las informaciones que hablan de la ópera bufa en que ha quedado la autoridad del dedo de Rajoy que hoy imagino envuelto en tiritas, escucho también las palabras que el hoy presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, intercambió, entre el aroma del café y las ensaimadas, con dos comisarios de policía la de todos, sobre asuntos tan turbios como vomitivos a propósito del ático de Estepona. Y no sólo eso escucho también la propaganda que, trufada de falsos logros y engañosas promesas, está haciendo el Partido Popular de Madrid, a más de dos meses de las elecciones de mayo, presumiendo de haber rebajado impuestos, siempre más para los que más tienen, aunque, eso no lo dicen, y anunciando nuevas rebajas, sin que -mienten- eso afecte a la calidad de los servicios de una ciudad que, con ellos, se está volviendo cada día más inhóspita y sucia.
Eso es lo que puede ofrecernos la presidenta del Partido Popular en Madrid, a la que le ha importado tan poco derribar el mito de la autoridad de Rajoy, como poco le importó tirar en plena Gran Vía la moto del agente que la multó por aparcar en doble fila.
La responsable del partido que ha saqueado muchos ayuntamientos madrileños, la que se rodeó de esa ristra de colaboradores que hoy están en prisión, en el banquillo o a las puertas de él, la que nos mintió entre pucheros, diciéndonos que lo hacía por su enfermedad y la familia, cuando en realidad se fue a casa preventivamente para no tener que "comerse el marrón" del fiasco de su proyecto estrella, Eurovegas, que como una zanahoria anduvo poniendo en el hocico de los borricos dispuestos a darle su voto, vuelve  a lucir sus maneras chulescas, pasando a cuchillo a todo aquel que se le ponga en el camino, para seguir controlando los negocios que, si pilla a los madrileños dormidos y divididos, seguirá controlando desde el despacho que, sin llegar a pensar que podía acabar en sus manos, montó Gallardón para sí y para sus sucesores.
En la guerra de este fin de semana, una partida mortal, la más perjudicada ha sido, sin duda, María Dolores de Cospedal que se ha visto desautorizada y vencida por la astucia mediática de Aguirre, que no ha dudado en pasear su colmillo retorcido por radios y televisiones, con los despojos aún calientes de su secretaria general.
Hoy ya sabemos que Aguirre seguirá al frente de la presidencia del PP de Madrid sim como parece lo más probable, pierde la alcaldía de Madrid. Nada y guarda la ropa en contra de los deseos de su rival que llegó a presumir de haberse asegurado la renuncia en cualquier circunstancia de la condesa al poder en el partido. Lo ha conseguido poniendo en evidencia al presidente, de viaje en Guatemala, que ha tenido que ceder ante Aguirre, después de que ésta dejara al descubierto la sucia tramoya de las relaciones de poder en su partido. De paso, la condesa ha demostrado, no que no es el monigote que, según ellos, alguno pretenden, sino que es, como Chucky, un monigote diabólico del que nunca hay que fiarse ni siquiera cuando parece roto. Pero también ha demostrado ser el primer padrastro en el dedo omnipotente de Mariano Rajoy y, ahora, sólo basta con tirar del pellejo.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*