Adriana Abascal, ¡menudo blog!, por @cortamelaspunta

 

Aquí, la que no corre vuela, dear. Resulta que Adriana Abascal, la caza-arte, caza- fortunas y caza-exclusivas, inaugura  hoy su blog en Hola.com. No te lo pierdas. Su primera entrada no tiene desperdicio, es corto, breve, tiene 22 palabras y un vídeo que parece grabado de resaca. Ella, cercana y concisa.

Copio y pego literal:
Bienvenidos a mi blog
Hola a todos,
Soy Adriana Abascal y hoy inauguro mi blog en hola.com. Espero que os guste

Y esto es todo. Así, sin mas rodeos, sin punto y final. Tal cual. Y ya ves tú, nena, 33 comentarios de la misma. Para morirse de la envidia, yes.

Durante unos minutos refresqué mi tableta unas diez veces, ávida de información, pero lo que veía (y podéis comprobar) es lo que era. Lo breve, dos veces bueno. Para qué escribir más, para qué inaugurar un blog a lo grande. No te voy a engañar, Adri, a veces una no sabe de lo que escribir y es mejor ser asi,  directa como tú. Además, el vídeo está lleno de consejos tan útiles como esto: cómo producir una sesión de moda en tu propia casa. Aquí te lo dejo, es grandioso. http://bit.ly/HfDXsp

Para eso Ana. La Obregón acaba de presentar sus memorias, todo basado en sus 28 diarios. Dice que lo va a contar todo, todo. ¡Qué ansias, qué sed de cultura me entra con estas dos!

Hay algo de las pijas que me llama poderosamente la atención. No  me refiero a las pijas predecibles, esas de dinero hecho en los ultimos 20 años con perlas falsas y falsos teñidos rubios. Hablo de las de cuna. Como las dos de arriba y las dos de aqui abajo:

Ayer contemplé una escena histéricamente loca protagonizada por dos pijas de verdad. Al sol de la plaza de Santa Bárbara paseaban dos lindas pijas con sus perrillos de bolso. Esos perros tan pequeños que bien podrían ser broches de sus magníficos abrigos de pura lana. Ambas se cruzaron, se ficharon de arriba abajo por la similitud física de sus canes y de ellas mismas. Yo contemplaba la escena desde una terraza. De repente, los perrillos pasaron de ladrarse a husmearse y en un visto y no visto, a engancharse en lujuria sexual sin remedio. Ambas oponentes se pusieron rojas como el zumo de tomate que me estaba yo bebiendo y de ahí pasaron a la acción y a la intencion de separarles.

- Gonzalo!!!  -soltaba una- ¡para por dios!
- Gina -gritaba la otra- ¡eso no, eso nooooo!

La dueña de Gina enseguida se echó a llorar mientras decía "Gina, nooo". Y la dueña de Gonzalo lo soltó... y salió corriendo dejando al can enganchado a Gina.

Ellas son así de grandes, porque si algo les queda grande, lo mejor es salir corriendo y hacer como si el tema no fuese con ellas. O ser concisa y breve como Adri. No me preguntes cómo terminó, no sé. Pagué  mi zumo y como buena pija que soy de vez en cuando, pensé: ahí os den, nenas.
Y que dios reparta suerte con los blogs, las memorias y los perros de cada una.
<strong>

Todos los textos de @cortamelaspunta en: http://www.cortamelaspuntas.com/

Otros artículos de @cortamelaspuntas en Periodisticos
¿Eres o no eres una Wacu Girl?