Acabar con la impunidad de la violencia contra los periodistas, por @fape_fape

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha instado a los Estados miembro de las Naciones Unidas a comprometerse en una operación conjunta de colaboración judicial para investigar y procesar a los asesinos de los profesionales de la información

FIPLa FIP, que acaba de lanzar su campaña anual contra la impunidad de los crímenes contra periodistas, también ha hecho un llamamiento a las instituciones financieras y los donantes de ayuda para que hagan respetar la libertad de prensa y la protección de los medios de comunicación en aras de ayudar al desarrollo de los países con altos niveles de violencia contra el periodismo.

El llamamiento de la FIP coincide con la segunda conmemoración del Día internacional de las Naciones Unidas para poner fin a la impunidad de los crímenes cometidos contra los periodistas.

“Es importante que los Estados miembro de las Naciones Unidas doten de un significado real al Día contra la impunidad de los crímenes contra los periodistas”, ha declarado el presidente de la FIP, Jim Boumelha. “Por ello, les urgimos a cooperar compartiendo sus conocimientos técnicos, formación y las mejores prácticas a la hora de investigar los asesinatos de los periodistas para cambiar tan lamentable situación, que ha acabado por convertirse en una auténtica crisis de seguridad en los medios. Ese tipo de ayuda expondría públicamente a los regímenes represivos que continúan masacrando periodistas y aumentaría asimismo la presión sobre ellos para que cumplan con sus obligaciones internacionales”.

La FIP ha hecho un registro de todos los asesinatos de los periodistas durante los últimos 25 años, incluyendo al menos 85 desde el comienzo de 2015. La Federación considera que se ha utilizado muy poco la capacidad, experiencia y habilidades que muchos Estados miembro podrían compartir entre ellos para condenar a los asesinos. Por ello, la FIP propone una estrategia integrada, en el marco del plan de acción de las Naciones Unidas, en la cuestión relativa a la impunidad y la seguridad de los periodistas. Dicha estrategia debería hacer especial hincapié en la promoción de una estrecha colaboración entre los organismos gubernamentales encargados de hacer cumplir las leyes y las instituciones internacionales especializadas, como por ejemplo, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, para investigar la violencia ejercida contra los periodistas.

La FIP defiende desde hace tiempo la relación entre el desarrollo y la ayuda económica y el compromiso genuino para respetar los derechos de los periodistas y está convencida de que las sanciones financieras pueden contribuir a la lucha contra la impunidad de los asesinatos de los periodistas.

“Además de la cooperación judicial entre los Estados, la FIP subraya la necesidad de que los instrumentos internacionales sean implementados y de que las Naciones Unidas actúen con mano dura contra los gobiernos reacios y corruptos”, ha añadido el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger. “El asesinato es un crimen que debe ser castigado. Urgimos a las Naciones Unidas, a sus oficinas y a todas las instituciones internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional a tomar todas las medidas que consideren oportunas, incluyendo sanciones financieras, para acabar de una vez con la impunidad de los asesinatos de los periodistas, quienes juegan un papel público definitivo. La impunidad supone un ataque a la libertad de expresión y, en última instancia, niega los derechos fundamentales de la ciudadanía. Es hora de que todo el mundo asuma su responsabilidad y actúe en consecuencia”.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*