69 años después del lanzamiento de la bomba atómica de Hiroshima siguen muriendo japoneses, por @LorenaCan0

Hoy se ha conmemorado en la ciudad japonesa de Hiroshima el 69º aniversario del lanzamiento por parte de Estados Unidos de la bomba nuclear más mortífera y letal de la historia de la Humanidad. 
Con un minuto de silencio, más de 45.000 japoneses han querido rendir homenaje bajo la lluvia a las 292.325 personas que fueron aniquiladas por “Little Boy”, la bomba atómica lanzada el 6 de agosto de 1945 sobre Hiroshima, y que ponía fin, junto a la segunda detonación de la bomba “Fat Man” el 9 de agosto sobre Nagasaki, a la II Guerra Mundial. 
 292.325 inocentes que no sólo murieron en el momento de la deflagración. 69 años después, los hibakusha, como son conocidos en Japón los supervivientes de aquel ataque nuclear, han seguido luchando contra unas secuelas físicas incontrolables, que tan sólo el año pasado acabaron con la vida de otros 5.507. Durante la ceremonia, el alcalde de la ciudad, Kazumi Matsui, ha pedido a todos los dirigentes mundiales que se produzca un desarme total de los países que posean armamento nuclear. 
A las 8:15 hora local, y coincidiendo con la hora exacta del lanzamiento de la bomba por parte de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, Hisorshima guardaba un minuto de silencio en el Parque de la Paz, muy cerca del lugar central de la explosión. Un listado con los nombres de las 292.325 víctimas ubicado en el interior de un monumento en el parque, también ha formado parte de una mañana marcada por las lágrimas y el dolor. 
Sólo en el mes de marzo del año pasado se contabilizaron 192.719 afectados por la bomba atómica en todo el país. 9.060 murieron. 
Tal como reza la declaración de paz leída hoy por el alcalde Matsui, “para no olvidar el sacrificio y evitar que se repita la tragedia, por favor, escuchen las voces de los supervivientes”. ¿O es que no hemos aprendido nada?
Artículo publicado en Córdoba Internacional TV

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*