30 años de Purple Rain de Prince, por Naiara Parra Ferré (@naiaraparra)

En 1984 el mundo era muy distinto. No había internet, no había iPhone, se llevaban las hombreras y Berlín estaba dividida por un muro. En un mundo que ahora nos parece muy triste, Prince maravilló con su lluvia púrpura. Este año se cumplen 30 años de la publicación de su álbum más célebre, Purple Rain.

Prince tiene algo en común con Whitney Houston, el disco más famosos de ambos son bandas sonoras de películas protagonizadas por ellos, en el caso de Houston el Guardaespaldas, y en el caso de Prince el film de mismo nombre, Purple Rain, donde se cuenta la historia de un músico, The Kid, que busca la fama en su Minnesota natal. Una película difícil de encontrar, y de no muy buen resultado, pero que vale la pena ver.

Prince ya era un músico reconocido en 1984. Con apenas 25 años este era su sexto disco de estudio y acabó de convertirlo en la mega estrella de los 80. Con sonido único que encarnan el soul mezclado con funk pero que dan como resultado un pop rock nuevo, fresco, sexy y descarado.

purple rain2

Es un disco que refleja al 100% el espíritu de la época. Si un marciano bajara a la tierra y hubiera que explicarle cómo era cada década, la de los 80 se le explicaría escuchando este disco: sintetizadores, baterías electrónicas y grandilocuencia. Porque se trata de un disco ambicioso, donde Prince experimentó e hizo lo que quiso. Su disco anterior, el tremendo 1999 que lo convirtió en cultura popular, no fue más que un ensayo para Purple Rain, que además de valerle un premio Oscar a la mejor banda sonora, es el disco que lo catapultó al olimpo de los dioses de la música para ya no bajarlo nunca jamás.

En este disco hay tiempo para casi todo, bailar con Let’s Go Crazy, medios tiempo más sosegados como Darling Nikki, y por supuesto tiempo para ponerse romántico con The Beautiful Ones. Esta banda sonora la integran 9 temas que te hacen disfrutar de principio a fin, pero el momento más especial llega al final, con el tema homónimo. La canción Purple Rain es desde el estribillo, al solo de guitarra final o las lágrimas de Prince en el vídeo -que es un extracto de la película- una de las canciones más emotivas que se pueden escuchar.

Uno de esos discos que cambiaron el rumbo de la música. Han pasado 30 años de este disco, que aunque rezuma década de los 80 por todos lados, siempre es una delicia poder escuchar.

*Artículo publicado el 13 de julio de 2014 en Simenor.com

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*