2014, por Vicente Garcia Nebot

Hace un par de
años, durante el mandato del malvado Jose
Luis Rodríguez Zapatero
,  la capital
de la Plana, era un clamor. Todos a una, como una piña, le exigíamos al
entonces presidente del Gobierno que para el año 2014 llegara el AVE a nuestra
ciudad y que para el 2020 se nos conectara con Tarragona. Todos, los
Ayuntamientos mediterráneos, reunidos en grandes cumbres de las cuales salieron
importantes declaraciones conjuntas. La Diputación. Los municipios a través de
mociones urgentes. Las organizaciones empresariales y la Cámara de Comercio.
Todos, toditos, todos.

Y lo pedían con
razón. Porque tenemos derecho a que se nos trate no con igualdad como al resto
de los españoles, sino mejor. Y ello es así por el déficit histórico en
inversión en infraestructuras, mega proyectos y grandes eventos, que hemos
sufrido en Castellón. Y porque es bueno para Castellón, para la Comunitat
Valenciana, para el Mediterráneo y para toda España (Catalunya incluida).

Recordemos que la
única diferencia entre el 2010 y el 2012 era que por medio había unas
Elecciones Autonómicas y otras Generales. Por estar, estábamos en plena crisis.
El déficit era galopante y los alemanes ya nos 
daban toquecitos de atención.

Hoy, todo aquello
es humo y resignación. Y los dineros que tenían que haber llegado aquí se van
para el AVE de la querida Galicia de Mariano. Como antes se fueron para la
Sevilla de Felipe, el Valladolid de Jose María, o la Málaga de Magdalena.

Aquí, en la Plana
no dejan de pasar los trenes. Los trenes de las oportunidades perdidas una tras
otra. Pasó EuroDisney. Pasó el Aeropuerto. Pasó Eurovegas. Pasará el AVE.

Mientras tanto
aquellos que tanto exigían, conseguidos los últimos objetivos militares, ahora
están calladitos en sus madrigueras justificando que no hay dinero. Solo para
el tercer carril.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*