Blogs

Más madre que madrastra, por Miguel Ángel Moreno Ramos (@MiguelAM29)

Todos convenimos que el Papa Francisco está dando de qué hablar. Las declaraciones conocidas ayer, producidas en una rueda de prensa de casi hora y media en el avión que llevaba a Francisco y a los periodistas a Roma desde Río de Janeiro, han sido la última muestra de algo que se estaba viendo durante meses: este Papa tiene un carácter distinto. Propone unas formas que parecen desconocidas en la iglesia-institución, algo que ya es muy apreciado por muchos.


Francisco con Dilma Rousseff a su llegada a Brasil para la JMJ (Foto: Blog de Planalto http://www.flickr.com/photos/blogplanalto/)
Francisco con Dilma Rousseff a su llegada a Brasil para la JMJ (Foto: Blog de Planalto)
No se trata de que Francisco haya dicho que no tiene motivos para juzgar a un homosexual, aunque con la apostilla de "siempre que tenga buena voluntad y busque a Dios". Al menos, no solo de eso. Se trata de que el Papa está mostrando que la cabeza de la Iglesia tiene otras cosas que decir además de, como algunos piensan, criticar y prohibir. Se trata de que está mostrando una Iglesia que es más Madre que madrastra a la hora de tratar a sus hijos, que busca ser "servidora" en lugar de "controladora". Que tiene más palabras de aliento que de condena.

Habrá quien esté pensando que hasta ahora tampoco es que la Iglesia fuera condenando así como así, y tampoco estaría equivocado. No es que Benedicto XVI se caracterizara por ser un Papa 'condenatorio', me parece, pero tampoco era un Pontífice accesible a la gente. Tampoco parecía preocupado en dar otra imagen de la Iglesia, igual por su carácter de teólogo y estudioso, incómodo siempre ante los focos. Francisco sí lo está haciendo.
Un Papa que decide que ir a la JMJ no comporta necesariamente hablar de los temas espinosos de costumbre como el aborto o los anticonceptivos porque las posturas de la Iglesia ya son conocidas. Un Papa que les pregunta a los obispos y sacerdotes cómo son sus homilías. Si son cercanos. Si tienen Consejos Parroquiales para que participen los laicos, un tema en el que se lamenta de ir "demasiado retrasados".
Un Papa que se pregunta sobre los porqués de la desbandada de muchos fieles, huidos y desorientados como los discípulos de Emaús:

"Tal vez la Iglesia se ha mostrado demasiado débil, demasiado lejana de sus necesidades, demasiado pobre para responder a sus inquietudes, demasiado fría para con ellos, demasiado autorreferencial, prisionera de su propio lenguaje rígido; tal vez el mundo parece haber convertido a la Iglesia en una reliquia del pasado, insuficiente para las nuevas cuestiones; quizás la Iglesia tenía respuestas para la infancia del hombre, pero no para su edad adulta" (Almuerzo con los obispos brasileños)

Y sí, tampoco ha dicho nada que no fuera verdad antes de su pontificado -como ya se encargan algunos de señalar, igual con un poquito de celos porque este Papa se acerque a muchos en lugar de a los de siempre-, pero lo está diciendo de una forma distinta. Está tratando de ponerle un plus de normalidad a la Iglesia, a lo que ella dice y a cómo lo dice.
Además, está aportando una agenda propia de los temas que le interesan al Papa. A las preocupaciones de Benedicto XVI sobre temas tan controvertidos como los abusos de sacerdotes, las cuentas vaticanas o el diálogo ecuménico, Francisco les ha añadido nuevos temas, más pegados a lo terrenal. La progresiva marginación de jóvenes y mayores por lo que ha bautizado como la "civilización del descarte", el "culto al dios dinero", la preocupación por los emigrantes -de lo que tuvimos una clara prueba en su visita a Lampedusa-, el cuidado de los pobres, o el apoyo velado a las protestas contra la corrupción política.
Por supuesto, siempre habrá quien pida más. Y también quien se asuste porque se muevan las raíces del árbol de la Iglesia, en el que estaban algunos muy bien agarrados. Puede que en el camino se nos caigan un par de frutos podridos, se airee la copa y salgan nuevos brotes. Pero para eso hay que darle tiempo al jardinero.

Hasta la vista, ciberespacio.

Esta entrada es parte del blog de Miguel Ángel Moreno
http://lapalabraeslacasadelser.blogspot.com

...

Blogueros

Emprendiendo, por María Miret (@periodistia)

Cuando salir de la crisis es posible 

A mí también me gustan, sí. Manuel Serrano Ortega ofrece una interesante descripción del emprendedor en este post.

En septiembre de 2011 ya escribí sobre los emprendedores sociales, a los que dediqué una entrada en la que dejaba "el cambio en sus manos". Los emprendedores sociales dedican su vocación empresarial a solventar problemas de la sociedad; son "personas que utilizan los negocios para resolver problemas sociales", según Forbes. Por primera vez en sus 94 años de historia, la prestigiosa revista ha elegido a los 30 más influyentes del mundo.

Tal vez por eso, la plataforma ciudadana de apoyo al emprendimiento social Social&Social ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding para financiar su conversión en una asociación sin ánimo de lucro dedicada a ayudar a los emprendedores sociales a llevar adelante sus proyectos. según leo en Noticias Positivas, que también se hace eco de los "cursos de verano para personas que quieren poner en marcha un proyecto de emprendimiento".

Y es que “salir de la crisis económica pasa por emprender". Así se puso de manifiesto en la presentación de la cuarta edición de la Red Innova y se ha repetido en 2013. En concreto, "por emprender en el entorno digital". Según un estudio de la facultad de Psicología de la Universidad de Almería, los emprendedores potenciales de base tecnológica son más optimistas que el resto de la población. El periodista Ángel Varela es el autor de este reportaje sobre Finlandia, Tierra de Emprendedores on-line.

En diciembre de 2011 se celebró en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid el segundo Congreso de la comunidad de emprendedores Iniciador bajo el lema “Aquí Emprendemos”. Me quedo con una idea: "pensar que somos capaces es la clave". Para este verano os recomiendo dos libros que me he leído recientemente: Vivir sin miedo, de Sergio Ferández, y La brújula interior de Álex Rovira. Y si aún crees que te faltan herramientas, Alfonso Alcántara proporciona cinco útiles ideas de "coaching para la valentía" a profesionales y emprendedores.

¿Realmente estás haciendo lo que te hace feliz? es la pregunta que lanza el autor de El Blog que te hará pensar al compartir este interesante vídeo sobre emprendimiento. Una encuesta realizada por Ipsos a 19.000 adultos en 24 países y publicada por el semanario The Economist sitúa a los españoles, junto a los italianos, entre los ciudadanos del mundo menos felices. Frei Betto, escritor y asesor de movimentos sociales, asegura que "ser feliz es cuestión de elección". Y "ser agradecido" es "una forma de aproximarse a la felicidad" según Jorge Pandini.

Una vez más, la creatividad es la clave. Como bien muestra este divertido vídeo publicado en Neuronilla, "matar buenas ideas puede comprometer tu futuro". Hablando de creatividad, os dejo con este otro entrañable vídeo: El Punto

...

Javier Astasio
Blogs

Prohibido hablar con el conductor, por Javier Astasio

 
 
Quién no recuerda, yo al menos sí lo hago, aquellas plaquitas de aluminio, grabadas en negro que, al menos en los autobuses madrileños, aquellos pintados en azul y vainilla, de conductor y cobrador uniformados y con quepis, informaban, entre otras muchas cosas, de la prohibición de hablar con el conductor. Ya por entonces se sabía que cualquier distracción de quien está a los mandos de un vehículo puede resultar fatal. Sin embargo, aún hoy, no es extraño ver como algún pasajero habitual se enreda en charla con quien tiene que estar pendiente del tráfico, la ruta, de quienes esperan al autobús en las paradas o de los viajeros que la solicitan para apearse. No hace mucho, fui testigo de una de estas circunstancias y de cómo el conductor, de "charleta" con un colega, no se detuvo a petición de una pasajera y de la bronca consiguiente.
En aquella ocasión todo quedó en eso, en una brinca. Pero es fácil imaginar lo que hubiese sucedido si ese conductor tuviese entre sus manos los controles de un tren lanzado a casi doscientos kilómetros por hora. Sabiendo eso y teniendo absoluta y científica constancia de la merma en la atención que produce cualquier conversación, mayor si se hace a través de un aparato como el teléfono móvil, no soy capaz de imaginar por qué alguien de la compañía tuvo la fatal ocurrencia de telefonear a Garzón cuando estaba a punto de tomar la curva de A Grandeira.
El pobre maquinista -no creo que hoy haya nadie más desgraciado- deseó haber muerto junto a sus pasajeros, cuando, minutos después de aquella llamada y una vez que fue rescatado de ese potente tren que se había salido de la vía porque se había desorientado por la conversación, fue consciente de las consecuencias del desastre.
Cuando ayer se supo el contenido de las cajas negras, RENFE se apresuró, como no lo había hecho hasta entonces para ninguna otra precisión, en hacer público el protocolo sobre uso de teléfonos móviles por parte de los maquinistas de servicio. Y la compañía no escatimó medios, enviando con premura notas de prensa y poniendo a disposición de las televisiones a sus portavoces. Algo que resulta más que mosqueante, porque cada vez está más claro que la información que hasta ahora ha facilitado RENFE se está administrando en favor de la compañía y, a veces, en perjuicio del maquinista, empleado suyo, que conducía el tren.
Tal y como se ha presentado ante la opinión pública a Francisco Garzón, más de uno se habrá formado de él la imagen de tipo irresponsable, pendiente de jugar con el Facebook y adicto a la velocidad. Parece que no es así y menos mal que las cajas negras del tren han funcionado, no como el ERTMS y quién sabe si el intercomunicador de cabina -tren tierra creo que se llama- que conecta la cabina de mando con las estaciones y que, para aclarar la ruta de entrada a Ferrol, fue sustituido por el móvil profesional, el único autorizado a bordo y que sólo debía usarse para comunicar incidencias del servicio o emergencias.
Cuanto más sabemos del accidente más sospechosa aparece la administración y más burda parece su estrategia de autoexculpación en detrimento del conductor del tren. Apostaría a que nunca sabremos quién filtró a través de Facebook la secuencia del descarrile registrada por las cámaras de seguridad, tampoco sabremos porque en cuestión de horas se había filtrado la conversación de un Garzón todavía aturdido asumiendo la responsabilidad del desastre y nada hemos sabido, hasta que lo ha revelado la caja negra en manos del juez, de esa llamada previa que pudo haber desencadenado la tragedia. Tendrán que explicar ahora por qué, si no es conveniente hablar con el conductor, se le dieron instrucciones, precisamente cuando abordaba el punto más peligroso del trazado de la línea.
 
 
Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

...