Cristina Fernández, un glamour de todo a cien, por @MartaPastor

 
La aproximación ideológica y programática que Cristina Fernández de Kirchner a la figura de Hugo Chávez es cada vez más patente y notoria. Ya no me cabe duda, porque no solo hay señales en el cielo, como sucedía hace unos meses, sino que ahora con la expropiación de YPF, esa vinculación con las absurdas y peligrosas ideas de Chávez se ha materializado. Sus modos operandi, en el caso de YPF, no son nuevos, aunque ahora sí que son más claros. En el caso del grupo Clarín, diario que la disgusta muchísimo, ya que la señora admite poco o nada la crítica, ya organizo una maniobra en 2010 para debilitarle, nacionalizando la principal empresa de papel de Argentina – Papel Prensa- de la que era  dueño el grupo Clarín. Lo hizo de un día para otro, declarando la empresa Papel Prensa de interés público, y sin más preámbulos. En 2008 también, fruto de una de esas ventoleras que la caracterizan, promovió la “estatalización” de diez administradoras privadas de fondos de pensiones. En 2010, advirtió de una posible nacionalización de Telefónica para evitar “posiciones dominantes”. Y ahora amen de lo de YPF, anda detrás de un proyecto más ambicioso, que es el de adquirir todo el control del Banco Central de la Republica Argentina (BCRA). Pero dejando a un lado este rasgo Chavista que impregna la figura de Señora Kirchner, que desde luego le resta glamur, algo que parece importarle mucho a la dama, lo que sí está claro, en esta expropiación, es que Argentina dista mucho de ser ese país moderno que pretende, para asimilarse más a un cortijo regentado a la antigua, donde el pillaje forma parte del libro de estilo,  y el peronismo rancio y populista está más presente que nunca, intentando generar una “lideresa sentimentaloide”, como una mala caricatura de Evita. Por cierto una lideresa de papel couche que solo es la fachada de los verdaderos poderes que manejan el país, encarnados en las figuras del Ministro de Economía, Amado Boudou, y Máximo, el hijo de la  Kirchner, un tipo que los que le conocen dicen que es frio y maquiavélico, y que tiene a su madre comiendo de su mano. Argentina esta, a día de hoy, llena de problemas domésticos a cual más grave y, operativos, como la expropiación de YPF, con su consiguiente puesta en escena ( ver videos de la comparecencia de la Presidenta en la Sala de Mujeres, por cierto donde el número de mujeres era escaso, y el número de hombres “palmeros” era elevadísimo) sirven, entre otras cosas, para distraer la atención y generar un enemigo exterior, a los que ellos llaman neocolonizadores, fomentando un sentimiento unitario en la población, y así minimizar lo que está pasando “en casa”. Es un viejo truco, pero desde luego suele funcionar, por lo menos momentáneamente, aunque a la larga, la repercusión de la expropiación de YPF, y lo que venga después, porque me temo que esto no acaba aquí, va a traer graves consecuencias para el pueblo argentino, y la primera, a no tardar, va a ser que esa inseguridad jurídica, que siempre estuvo ahí, pero que ahora es más real que nunca, va a poner la mosca sobre la oreja a los inversores extranjeros, haciendo que el dinero empiece a buscar otros lugares ( véase Brasil) donde los arrebatos de una dama cabreada, no influyan en la buena marcha de los negocios de los de fuera y de los de dentro. Claro que la Kirchner el tema no le arruga el estilismo, pues ella y sus amigos lo único que buscan es perpetuarse en el poder unos años más, y luego disfrutar del producto de sus corrupciones varias. Lo cierto es que la expropiación está hecha, que el gobierno español puede hacer ya poco por invertir la situación, que la Unión Europea, a parte de mostrar una tibieza en sus declaraciones sobre la operación que clama al cielo, tampoco tiene demasiados resortes para afrontar este tipo de dislates, y que Estados Unidos me parece que ni está, ni se le espera, pues tampoco es que le venga muy mal a Obama, el debilitamiento de países europeos, y mientras la presidenta no toque los “bisnes” estadounidenses, que ya se cuidará muy mucho, casi que mejor no meterse. Seguiremos con atención el desenlace, y nunca mejor dicho lo desenlace, porque me temo que se van a romper algunos links más con Argentina, y sino al tiempo. Son las once y media de la mañana. No llueve en Pozuelo y la temperatura exterior es de 15 grados. El halo glamouroso de la Kirchner es de todo a 100, no hay más que ver el video de ayer de su comparecencia, a mi me dió verguenza ajena… Sigue leyendo