Inicio » Blogs »

Abandono animal en Medellín, por @KarenDArroyoA

 
Las causas son diversas. Las soluciones, extremas.
A pesar de los esfuerzos de la Alcaldía de Medellín -a través de la Secretaría de Ambiente y su albergue La Perla- y de las fundaciones y personas que dedican gran parte de su tiempo a recoger y darle una mejor vida a las mascotas en situación de calle, todavía no hay una verdadera conciencia sobre esta problemática social. 
Muchas mascotas, entre perros y gatos en su mayoría, son encontrados en las calles diariamente. Gran parte de ellos con claras evidencias de maltrato. Esto demuestra un claro desconocimiento sobre los derechos y deberes que la ciudadanía tiene con los animales, sean sus dueños o no.    
(Reportaje sobre rescate animal)
Las causas

La situación de calle es la fase final del abandono animal. La Perla alberga en sus instalaciones alrededor de 600 perros bajo esta condición, que son tratados médicamente y puestos en adopción. 

Sin embargo, señala Andrés Londoño de Fundación Bello Animal, “las razones mas comunes son falta de espacio físico, la situación económica de sus dueños, las mascotas hacen daños o muerden a alguien; por lo general es pura intolerancia se sabe que los animales hay que educarlos y educarlos bien sin maltratarlos o abandonarlos”. 
Lorenzo, fue encontrado en las calles. Estaba lastimado. FOTO: Fundación Bello Animal.
Estas razones son comprensibles para las fundaciones y personas que recogen animales bajo estas características pues inmediatamente emprenden la labor de búsqueda de un nuevo hogar. Pero para La Perla, no.
 Las leyes no son suficientes
En Colombia existe una única ley que protege la vida animal. La llamada Ley 84 de 1989. Es, en esencia, básica y aún  no ha sido reformada, pues pasó inadvertida durante la reforma a la Constitución de 1991.
(Mascota atropellada dando sus primeros pasos tras recuperación. VIDEO: Fundación ORCA)
En Medellín existen acuerdos municipales como el 38, 39 y 40, que no incluyen multas ni penalidades ante una situación de violencia animal. Pero esto no debe convertirse en un aliciente para tomar medidas excesivas y arbitrarias en contra de la población animal.

También, un Escuadrón Anticrueldad Animal que pertenece a la policía ambiental y una Sociedad Protectora de Animales. Y, recientemente, se creó la figura Junta Defensora de Animales.

(Historia de apadrinamiento animal. VIDEO: Fundación ORCA)
Existen además, fundaciones, sin ánimo de lucro, y personas, que a título personal, dedican su tiempo y esfuerzos a recoger los animales que personas abandonan y ya no desean. Las clínicas veterinarias también juegan un papel importante pues en muchas de las ocasiones atienden a mascotas enfermas y sin dueño.

Hay muchas entidades que esperan aportes para seguir realizando esta labor:

Estas instituciones y personas tiene diferentes formas de operar. Algunas tienen albergues propios que con la ayuda de aportes voluntarios, bien sea en especies o monetario, pueden sostener. Otras sirven de intermediarias para conseguir hogares de paso o definitivos para las mascotas.  También realizan eventos masivos de esterilización y recolección de alimentos y frazadas. Otro recurso es el apadrinamiento de perros y gatos.
Sombra, fue rescatada de niños que la maltrataban. FOTO: Nieves Efecto Bola de Nieve.
La solución está en las personas

El voz a voz es sin duda el mejor método para dar cuenta de una situación. Por eso, las redes sociales se han convertido en el medio predilecto que tienen las fundaciones y personas para difundir información de casos de mascotas abandonas o que han sido rechazadas por sus familias. En muchas ocasiones, con resultados excepcionales.

Si se sigue sólo a UNA persona o corporación que realice esta labor, se podrán evidenciar hasta  20 y 30  publicaciones por día que son compartidas por muchas personas para así encontrar una solución al problema. Esto podría dar cuenta, en promedio, de cuántos animales son abandonados.

 FotoShow Antes y después de ser rescatados